STAR WARS VIII: LOS ÚLTIMOS JEDI



Título original: Star Wars (The Last Jedi). Dirección: Rian Johnson Pais: Estados Unidos. Año: 2017. Duración: 152 min. Género: Scfi, Aventuras, Acción, Fantástico. Reparto: Mark Hamill, Carrie Fisher, Adam Driver, Daisy Ridley, Andy Serkis, John Boyega, Oscar Isaac. Distribuidora: Walt Disney Studios. Productora: Lucasfilm, Badrobot. Presupuesto: 178 millones euros  Fecha de Estreno: 15 diciembre 2017. 


QUE LA FUERZA NOS SALVE:

Cuando te vas haciendo mayor y no quiero decir ni mucho menos que me sienta o sea viejete suele ocurrir pensar que todo tiempo pasado fue mejor, creo que cometemos un gravísimo error si intentamos comparar estas nuevas entregas de la saga de STAR WARS con las dirigidas por George Lucas, ni el contexto, ni el entorno, ni la mentalidad, ni la manera de ser de las personas son las mismas que un 25 de Mayo de 1977, fecha del estreno de la primera entrega, hace más de 30 años. Las películas “antiguas”, por así decirlo, son todo un hito en la historia del cine, principalmente por el uso de efectos especiales innovadores en la época y por la originalidad del inmenso y maravilloso universo creado por Lucas. Además, son unas de las películas  más exitosas de todos los tiempos, así como una de las más influyentes en la cinematografía contemporánea y de la propia historia del cine. La primera película obtuvo un total de seis estatuillas de diez nominaciones (incluyendo a la mejor película que acabado ganando ANNIE HALL de Woddy Allen), conviene no olvidarlo.

Con ese listón tan alto resulta poco menos que una broma de mal gusto pensar que esta nueva trilogía vaya a estar a la altura de sus predecesoras, nadie se cree que ninguna de estas nuevas versiones se conviertan en una obra maestra del cine, sea  algo impactante o lo nunca visto y ni por asomo vayan a ser nominadas a ningún óscar relevante, ¿eso significa que deban ser malas películas?, ¿que desvirtúan el legado de STAR WARS?, ¿que si eso y aquello?, pues francamente, depende de cómo se mire, lo que está claro es que aquellos que hemos crecido con STAR WARS nunca y digo nunca volveremos a experimentar aquellas sensaciones, aquella primera vez, son conceptualmente irrepetibles.


Desde el principio Disney nos dijo que su intención era crear algo diferente con nuevos personajes y que intentaría realizar una transición entre lo nuevo y lo viejo con dos objetivos, reenganchar a los fans de toda la vida y captar a nuevos “usuarios”. Pienso que Disney tenía sobre la mesa varias opciones después de comprar Lucasfims y por tanto explotar la franquicia; primero, realizar algo totalmente nuevo, sin ninguna referencia al pasado ni tan siquiera  a los personajes clásicos, y utilizar como “entorno” la temática de STAR WARS (hubiera sido mi opción preferida y la menos problemática) , la segunda opción continuar la historia política y “familiar”, siguiendo el arco argumental de la saga Skywalker de manera que tuviera una continuidad en el tiempo, de hecho no era nada nuevo, tenían como referencia a STAR WARS EXPANDED UNIVERSE, una serie de comics, libros y novelas que se han ido publicando durante bastantes años y que explican multitud de referencias “históricas” tanto al origen como al futuro del universo JEDI y principalmente las biografías de sus principales protagonistas, y como última opción realizar un spin-off (Una serie derivada (en inglés spin-off) es una serie de televisión, de películas, de programas de radio, de videojuegos o de trabajos narrativos creada a partir de una obra ya existente, tomando de ésta algún elemento principal, comúnmente un personaje que fue parte del elenco protagonista, el lugar donde ocurrieron los hechos, o el universo ficticio de la obra original ).

Acertadamente decidieron utilizar una fórmula mixta, intercalar los nuevos episodios con películas intermedias utilizando la formula spin-off como en el caso de ROGUE ONE, por cierto, una buena película y la futura SOLO, prevista para mayo de este año.


En lo referente a los nuevos episodios lo anunciado y explicado por la propia productora era que iban a ser la continuidad del episodio VI, y obviamente no lo parecen y ese es el enorme error de base, si juzgamos estas películas como algo independiente, ok, me pueden gustar muchas cosas, pero como parte de un canon rompe con unas reglas ya establecidas y eso es un hándicap insalvable. Si se me permite han querido vendernos un producto donde en la etiqueta se describen una serie de prestaciones y características y cuando lo utilizas te das cuenta que no cumple con lo que te habían prometido o al menos lo que tu creíais que debía ser. Si de verdad quieres ser continuador de una historia lo que no puedes hacer es no respetarla y con ello no digo que no puedas ser innovador pero debes ser consecuente con el relato anterior y si quieres ser creíble no tienes más remedio que obligarte a cumplir unas normas narrativas para que dicho relato se pueda considerar como continuación del otro. Si me permitís voy a utilizar un ejemplo muy elocuente; si dentro de unos años alguien quiere hacer una nueva película de Superman donde este ya no sea vulnerable a la “Kriptonita”, ¿se puede hacer?, pues claro, ningún problema, perfecto, pero con una condición, por respeto a la propia identidad intransferible del personaje y a la visión que su autor quiso darle debe narrarnos de manera creible la naturaleza y los motivos de tal cambio, es así se simple, de la misma forma, que una “conductora” que no tiene ni el carnet de conducir y apenas sabe lo que es un coche se ponga al volante de un fórmula uno y gane una carrera del campeonato mundial, porque si y punto. Ya sabéis de sobras por dónde van los tiros y lo que pretendo reivindicar.

Cuando Lucas se empeñó en explicarnos el origen de la saga (episodios I, II y III) tenía poco margen de maniobra, ya sabíamos el final y no podía permitirse el lujo de ser demasiado creativo, debía contar una historia sincera y sensata que encajara a la perfección con el resto de episodios y francamente, pese a que las películas tienen margen de mejora en muchos aspectos, lo consiguió de manera brillante. Argumentalmente encajan como un guante, sin fisuras, como es lógico no estuvieron a la altura de los “clásicos”, queda dicho, pese a que con el tiempo se están revalorizado como el buen vino,  pero si consiguió cerrar el círculo y finiquitar la saga para siempre, que si no ando muy equivocado era su verdadera intención terminar con su obra tal y como la había planeado.

El encargo de revivir “el mito” que se hizo a J.J. Abrams en el  “El despertar de la Fuerza (episodio VII) ” pretendía ser continuista y no solo no lo consigue sino que además traiciona principios básicos de cualquier historia que pretenda ser heredera de otra, carece de absoluta  originalidad y de hecho como se ha comentado en infinidad de ocasiones es una pésima copia del episodio III, la introducción de los nuevos personajes en la historia es atropellada, el contexto de la nueva entrega es un total sin sentido y en definitiva para no aburrir fue un estreno bastante polémico que creó mucho debate entre la comunidad de fans de la saga, generalmente con bastante decepción entre los “veteranos”.


Y como de esperanza trata buena parte STAR WARS hemos vuelto en peregrinación y con la fe intacta a los cines a ver que nos mostraban Disney y el director Rian Craig Johnson en “Los últimos Jedi” y si podían enmendar los errores del episodio VII y resolver ese mar de incertidumbres que nos había dejado el episodio anterior.

Si debo definir esta película con un adjetivo, y eso es todo un reto para un film que dura la burrada de 152 minutos o lo que es lo mismo 2 horas y 32 minutos, es que es MUY RARA, me explico, es mucho más arriesgada en su planteamiento que su antecesora, lo cual no significa que deba ser algo bueno obligatoriamente. En algunas escenas y sobretodo en el confuso desarrollo de la trama, con su pretendida fusión con el resto de episodios y consecuentemente con el legado de las anteriores versiones ocurren hechos que te dejan con la cara a cuadros, donde no sabes si acabas de ver algo fantástico, sorprendente y diferente o por el contrario, no has entendido un pimiento de lo que acaba de suceder y te dan ganas de levantarte de la butaca e irte a tu casa a llorar del esperpento que acabas de ver.

La verdad que realizar una crítica constructiva sin spoilers, como es norma de la casa, me está resultando extenuante ya que resulta complejo argumentar criticas sin poder aportar los detalles concretos que las motivan y más en esta película tan especial, así que procurare céntrarme en varios aspectos genéricos;

Personajes: Si tuviera que hacer un símil de lo que pienso de los personajes de esta película sería como la escena del camarote de los hermanos Marx, hay una abarrotamiento de personajes que entran, salen y no conducen a nada solo provocan el caos, la mayoría no se sabe muy bien que hacen y para qué sirven, problema de crear unas sub-tramas del todo innecesarias que solo sirven de relleno, otros simplemente aparecen de forma fugaz como guiños para los nostálgicos, eso sí funciona,  y algunos que repiten como Finn y la Capitan Phasma son tan prescindibles como un congelador en el ártico. Merece especial atención el personaje de (Phasma) interpretado por Gwendoline Christie, ya la conoceréis de la serie Juego de Tronos (Brienne de Tarth) me sorprende que pese haber aparecido en las dos entregas, en todos los trailers y notar que es un personaje del cual las principales compañías de  merchandising han destino gran cantidad de artículos relacionados con su figura, haya aparecido, de un total de 4 horas y 80 minutos de metraje, en apenas, si llega, a 10 minutos y con una relevancia, siendo amables, prácticamente nula; lo cual me hace pensar que en ningún momento tanto la productora, como los guionistas y el propio director han tenido claro que sentido querían darle a la película y para mí esto es una prueba de que si no sabes muy bien lo que quieres, al final, acabas metiendo la pata.


Actuaciones: Luke Skywalker (Mark Hamil), sin su carisma esta película no tendría sentido, no es que en general en esta saga el peso de los actuaciones de los actores deba tener un sentido primordial, nunca ha sido así pienso, hay multitud de aspectos que la construyen,  en cualquier caso es de lo poco que se salva, se ve a un nuevo Luke, mas mayor, claro, pero su desarrollo como personaje está muy bien logrado. De los otros protagonistas en mayúsculas, Rey, Kaylo Ren, Poe Daremon, Leia y Snoke se supone debían dar un paso adelante y evolucionar, pero les ocurre como los cangrejos en lugar de ir hacia adelante van hacia atrás.

Guion-Argumento: Hemos visto el segundo acto de una película de tres actos, se supone que el primer acto era el enlace-presentación, el segundo, el conflicto no resuelto y el tercero la resolución final, para quien no se haya enterado es una trilogía, ver definición en el Wikipedia, pues eso, debía ser así, pero no, no esperéis que este sea el esquema argumental, van por libre, si algo queda en el aire, que son muchísimas cosas, pues te aguantas, si seguías sin entender cómo se había llegado a tal punto, pues lo mismo, te quedas igual, en resumen, a estas alturas y con dos episodios a las espaldas y sigo sin comprender el trasfondo de esta historia, que una vez más y disculpad mi pesadez, pretende ser una continuación de las anteriores, pues yo no lo veo por ninguna parte.

La verdad es que no tengo muchas más cosas que decir, creo que estamos de acuerdo todos, tanto aquellos que somos muy críticos como los que no lo son, que lo que está creando Disney en el mejor de los casos es un “Blockbuster”, unas películas de gran presupuesto y quizás vistas en su propio contexto, hasta buenas películas y entretenidas, utilizando, eso sí, el prestigio y la fama de STAR WARS como gran reclamo, pero no aspiran a mas, ni falta que les hace mientras sigan haciendo caja.

Espero que nadie se ofenda, no es mi intención, pero para mí STAR WARS, es como dice un dicho, como las mujeres, a veces no puedes con ellas pero no puedes vivir sin ellas. Seguiremos confiando en la fuerza, que remedio.
Una última cosa, espero no desvelar nada, pero juraría que en una escena de la película sale como figurante el propio director Rian Johnson, si alguien también se da cuenta por favor, avisar.

1 comentario:

  1. Totalmente de acuerdo, es un coñazo sin pies ni cabeza y lo peor de todo, sin esencia.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario :)