JACQUES



Título Original: L´Odysee. Dirigida: Jérôme Salle. Guión: Jérôme Salle y Laurent Turner (libro: Jean-Michel Cousteau, Albert Falco). Género: Aventura / Drama / Biopic. País: Francia. Año: 2016. Intérpretes: Lambert Wilson (Jaques), Audrey Tautou (Simone), Pierre Niney (Philippe), Michael Bundred. Música: Alexandre Desplat. Duración: 122 min. Estreno en España: 15 de Septiembre.


1948. Jacques Cousteau (Lambert Wilson) y su esposa (Audrey Tautou) deciden lanzarse a la aventura y cumplir el sueño de Jacques de recorrer los océanos e investigar lo inexplorado, el mundo submarino. Este trayecto, a bordo del Calypso, se convertirá en la odisea de toda una vida dedicada a la ciencia, la fama y la televisión, que convertirá a Cousteau en todo un mito y lo llevará a auténticos paraísos remotos. Pero la de Cousteau es una historia de luces y sombras, también marcada con los conflictos de Jacques con su pareja y sus hijos Philippe (Pierre Niney) y Jean-Michel y por la terrible tragedia que los golpearía unos años después. Cousteau descubrió un nuevo mundo, llega el momento de descubrirlo a él.




Crecí viendo los documentales de Félix Rodríguez de la Fuente y Jacques Cousteau, por eso decidí ir a ver "Jacques", para saber más sobre aquel hombre que me hizo descubrir las profundidades del mar, con su visión, su pasión y su sueño, y ese no es otro que preservar el ecosistema marino antes que sea demasiado tarde.

Lambert Wilson - JACQUES

"Mira todo ese agua, un mundo entero por descubrir", la película no solo nos sumerge, una vez más, en ese precioso mundo submarino, sino que nos adentra en la vida del célebre comandante, a través de el guión escrito por Laurent Turner y Jérôme Salle, siendo este una adaptación de algunos libros dedicados a su vida escritos tanto por su hijo Philippe, capitán del Calipso, como por su mano derecha Albert Falcó, mostrándonos como empezó su aventura de amor y fascinación por el mar, su retrato no es amble, muestra unos principios duros, donde llega a pactar con petroleras para financiar sus primeras expediciones, su constante lucha por conseguir fondos para llevar sus sueños adelante, el descuido hacia su mujer e hijos, acaba en una relación amor-odio con su hijo Philippe, un ecologista nato quien acabará convenciendo a su padre que preservar el fondo marino debería ser el camino a seguir, "hace más de 30 años, descubrí un nuevo mundo y quise conquistarlo, cuando solo tenía que protegerlo".


Este es el quinto largometraje del francés Jérôme Salle, un director que nos tiene muy acostumbrados al thriller, tanto policiaco como el de acción, con títulos como, "el secreto de Anthony Zimmer", seguro no te sueno, aunque seguramente conocerás el remake que se hizo de él "the tourist", sus títulos más conocidos son sus dos adaptaciones de Largo Winch y "Zulú", un drama policíaco ambientado en la Sudáfrica del apartheid.

"Cuando te sumerges bajo el agua, estás en un estado de ingravidez total, allí abajo el azul se vuelve cada vez más intenso", en esta, nos deleita con unas imágenes de gran belleza, cambiando totalmente de género, adentrándose sin miedo en un drama tanto personal como familiar, mostrando no solo su lado más intimo sino las luces y sombras de un hombre cuyo gran mérito no solo fue adentrarnos a todos por primera vez en el fondo marino, sino la gran cantidad de artefactos ideados para la perfecta simbiosis entre el hombre y el mar.


Si por algo destaca esta película es por el excelso trabajo de mimetismo, pues el actor Lambert Wilson, es Jaques, sus andares, su delgadez, su bronceado, su gorro, todo ello denota un profundo estudio del personaje, seguramente estará nominado a los Oscars, su mujer está interpretada por Audrey Tatou, "Amelie",  quien llena al personaje de fuerza y humanidad, ejemplo de la mujer devota, que sufre en silencio las relaciones extramatrimoniales de su marido, su hijo Philippe está interpretado por un Pierre Niney, "Frantz"(crítica), consolidándose como un auténtico valor de futuro.

"Jacques", es drama que te atrapa desde el principio, sumergiéndote en un viaje al pasado, que tiene su trascendencia en el presente, pues deja un gran mensaje que parece habíamos olvidado, cuidemos el fondo marino, menos mal que siempre estará él para recordárnoslo. 



           

0 comentarios:

Gracias por tu comentario :)