INFILTRADO




Director: Brad Furman. Guionista: Ellen Brown. (Basada en la novela Robert Mazur). País: USA. Duración: 127 min. Reparto: Bryan Cranston (Robert Mazur), Diane Kruger (Kathy Ertz), John Leguizamo (Emir Abreu), Benjamin Bratt (Roberto Alcaino), Yul Vazquez (Javier Ospina), Amy Ryan (Bonni Tischler), Joseph Gilgun (Dominic), Juliet Aubrey (Evelyn Mazur), Gloria Alcaino (Elena Anaya) Mark Jackowski (Jason Isaacs). Productora: Good Films. . Director de fotografía: Joshua Reis. Directora de arte: Karen Wakefield. Compositor: Chris Hajian. Distribuidora: Filmax. Fecha de Estreno: 16 de Diciembre 2016.




Basada en una historia real narra cómo un policía norteamericano se infiltra en una banda de narcos colombianos. Para lograr ese objetivo, Robert Mazur (Bryan Cranston) se infiltrará junto Kathy Ertz (Diane Kruger), quien fingirá ser su futura esposa y Emir Abreu (John Leguizamo), un policía con métodos poco tradicionales para codearse con la cúpula de la organización criminal y ser parte de la mayor operación encubierta antidroga de la historia.



Llega a nuestras salas un título que no deberías perderte INFILTRADO, basada en hechos reales, recurre a una estética ochentera y un reparto internacional tan amplio como extravagante, para atrapar al espectador quien rápidamente se identifica con los protagonistas, sufriendo con ellos hasta el último fotograma, dejándolo muy satisfecho aunque no eufórico, gracias a un pulcro guión, muestra con todo lujo de detalles el estilo de vida tan lujoso como salvaje de los capos de la droga hace solo unas décadas.


'Infiltrado' retrata los hechos ocurridos en la década de los 80, cuando dos agentes norteamericanos se infiltraron en una banda de narcotraficantes colombianos con el objetivo de codearse con la cúpula de la organización criminal de Pablo Escobar y protagonizar la mayor operación encubierta antidroga de la historia.

Es imposible hablar de esta película sin antes recordar la memorable cinta de Martin Scorsese, "Infiltrados" (2007), con 4 Oscars en su haber, entre ellos el de mejor guión, director y película. Ahora aprovechando el éxito de teleseries como "Narcos", la industria audiovisual sigue adentrándose en  thrillers sobre narcotráfico que aseguran haberse basado en hechos reales, resultando inverosímiles espectáculos de acción y operaciones informáticas. En éste, por el contrario, todo resulta verídico al ser la adaptación de las memorias de Robert Mazur, agente de la DEA y posterior escritor de la novela en la que se asienta un guión que muestra el sistema económico, el político, el policial... .


Brad Furman, el joven director se encierra en el cómodo triángulo drama-thriller-acción, como ya hiciera en "The taken" (2008), "el inocente" (2011), y "Runner runner" (2013), a falta de estilo propio se nutre de los grandes como Scorsese, o Joel Schumacher, para introducirnos en esta juego entre mentirosos enfrentados a sus miedos y para ello vuelve a contar con algunos actores con los que ya había trabajado con anterioridad como John Legizamo y Bryan Cranston, este último versátil y polifacético conocido por su trabajo en la serie "Breaking bad", muestra todo su talento como ya hiciera con sus dos últimos trabajos, otros dos biopic sobre el guionista de Hollywood, Trumbo y el presidente Johnson, Cranston no sólo es lo más destacada de la película, sino quien levanta y sostiene, un título con un ritmo creciente que mantiene la tensión en el espectador, esta vez no está tan solo , le da la réplica un solvente, John Leguizamo, como su compañero policía, y Diane Kruger, como una novata que se infiltra junto al personaje de Bryan Cranston, como su prometida, con quien hay cierta tensión sexual, ambos rayan a gran nivel, completan un elenco tan amplio como extravagante actores como Amy Ryan, Olympia Dukakis, Elena Anaya, Rubén Ochandiano o Simón Andreu.

 

La fotografía es muy interesante, oscura y nocturna cuando el protagonista está en su faceta policial y totalmente luminosa cuando retrata su vida familiar, potenciando esa dualidad del personaje el mismo ser, dos personalidades bien diferentes, la de policía en máximo peligro, duro, sin escrúpulos y la de hombre hogareño, fiel, romántico.

Aunque puede liar al espectador con su trama, está consigue mantener la tensión hasta el final de una película q descubre el mundo de la corrupción financiera, los carteles de la droga y las organizaciones internacionales criminales, consiguiendo una buena película aunque no llega al nivel de excelencia de Scorsese y su "infiltrados" de 2007, esta última raya a buen nivel.



               

0 comentarios:

Gracias por tu comentario :)