MAGGIE´S PLAN



La directora Rebecca Miller, consigue cotas de realismo notables mostrándonos el retrato de esas nuevas familias que se forman tras los divorcios y sus posteriores uniones, buscando nuevas formas de ser felices, a través de satisfactorias relaciones de pareja, llenas de altibajos y nos lo muestra a través del triángulo amoroso formado por tres actores en estado de gracia, como son Ethan Hawke, Greta Gerwig y Julianne Moore, una historia de personajes salpicada de humor y sátira, desembocando en una comedia romántica de enredo matrimonial  con la que mucha gente se identificará pues está llena de verdad y frescura.

Maggie (Greta Gerwig) es una profesora universitaria algo ingenua y de mirada despreocupada. Desea ser madre y para ello, tiene un plan: encontrar a un donante de esperma que le permita tener un hijo. Este donante podría ser un antiguo compañero de promoción, ex matemático, que terminó abandonando una promisoria carrera para emprender un negocio de pepinillos orgánicos. En medio de estas tentativas, aparece en el camino otro hombre, el profesor John Harding (Ethan Hawke), con quien mantendrá un apasionado romance.



El cine de Rebecca Miller, se sitúa entre el cine de Noah Baumbach y Woody Allen, con esta comedia neoyorquina, pero a diferencia de ellos nos muestra el Nueva York más insólito el más desconocido a través de un guión inteligente, muy bien estructurado, escrito por ella misma, dibujando muy bien a sus tres personajes principales con sus inquietudes y defectos, Maggie (Greta Gerwig), es una mujer inteligente, complicada, única, original, desastrosa y con gran sentido de la ética, que no deja de meter la pata, todo lo contrario a Geogette (Julianne Moore) una mujer fría, aunque poco a poco descubres sus encantos, pues le importa el amor y la familia, como vemos dos ejemplos opuestos de feminidad, en una película de mujeres, el personaje de Ethan Hawke, formidable como un intelectual inseguro, agobiado por la rutina familiar, acaba siendo un títere en sus manos, sin dudar, ellas tienen los momentos más lucidos de esta seductora película.

"Estoy de mierda hasta el cuello", una vez más el cine muestra las dificultades de las relaciones humanas, mostrando perfectamente las diferentes fases del amor, al principio este es ciego solo ves las virtudes, las cosas buenas, con el paso del tiempo se nota el pasotismo de pareja donde empiezas a fijarte más en sus defectos, hasta que estos son mayores que sus virtudes y el amor se esfuma, empezando los sinsabores de la vida.


"Ya no voy a jugar con el destino de nadie nunca más", las cosas no siempre salen como planeamos, muchas veces buscamos fuera la felicidad, cuando no nos damos cuenta que la tenemos delante y no sabemos verla ni apreciarla. Como el título bien indica Maggie, desarrollará varios planes todos ellos con desastroso desenlace, desde el de su propia maternidad, hasta la construcción de un romance que no acaba cuajando, la trama no castiga a sus personajes pese a sus múltiples errores.

 La ingeniosa comedia romántica, Maggie's Plan, es una exploración dulce, agria, sofisticada y divertida de las complejidades del romance moderno, mezclando corazón y humor consigue una historia absolutamente femenina, sobre la encantadora variabilidad de las relaciones a lo largo del tiempo, la directora Rebeca Miller, crea una película sin pretensiones, humilde, pero llena de verdad y complejidad, repleta de ironía y diálogos burbujeantes, confiando en el buen hacer de su estrella, una Greta Gerwig inconmensurable, sin duda la película es una bocanada de aire fresco al cine Indie.




                   


0 comentarios:

Gracias por tu comentario :)