HISTORIA DE UNA PASIÓN




La mansión en la que vivió sirve de telón de fondo al retrato de una mujer nada convencional de la que se sabe muy poco. Nacida en 1803, fue considerada una niña con talento, pero un trauma emocional la obligó a dejar los estudios. A partir de ese momento, se retiró de la sociedad y empezó a escribir poemas. A pesar de su vida solitaria, su obra transporta a sus lectores a su apasionante mundo.


Estrenada en la sección Panorama del Festival de Berlín, y en el Festival de Cine de San Sebastián 2016, llega a nuestras pantallas la última película de Terence Davis, "Historia de una pasión", rinde un cálido homenaje a su poetisa favorita, Emily Dickinson, dirigiendo esta precisa e hilarante biografía, con gran sensibilidad, cuyo fin es proporcionarle el reconocimiento que le faltó en vida, "la reputación de Emily Dickinson fue póstuma, lo que me parece muy injusto. No sé cómo los grandes artistas son capaces de soportarlo. Merece ser aplaudida eternamente" (Terence Davis), aunque logró ver algunos versos publicados, fue envidiada y ninguneada por los escritores masculinos, tachándola de frígida, estrecha y depresiva, sin duda pura envidia ante su deslumbrante talento.

HISTORIA DE UNA PASIÓN (A QUIET PASSION) Narra la historia de la vida de la aclamada poetisa estadounidense Emily Dickinson, desde su adolescencia, cuando era una estudiante con mucho carácter, hasta su solitaria madurez en la que encontró consuelo en la poesía.


¿Quién fue Emily Dickinson?, una mujer nada convencional de la que se sabe muy poco, nacida en 1803, fue considerada una niña con talento, pero un trauma emocional la obligó a dejar los estudios. A partir de ese momento, se retiró de la sociedad y empezó a escribir poemas. A pesar de su vida solitaria, su obra transporta a sus lectores a su apasionante mundo.
Escribió un poema cada día. Sus poemas son de gran rigor y de enorme dignidad, profundas meditaciones silenciosas en torno a la mortalidad y la transitoriedad de la vida, y también de celebración. Su poesía contiene todo el terror y la belleza del mundo, destilados a la quintaesencia del significado y de la expresión.

Terence Davies, guionista y realizador inglés, cuyos guiones, al menos en parte, suelen ser autobiográficas, especializado en dramas románticos como "la casa de la alegría" o "deep blue see", se siente a gusto retratando tiempos pretéritos, como vimos en su anterior film "Sunset song".


La brillante dirección de Terence Davies, unido a la magnífica fotografía de Florian Hoffmeister aportan aún más fuerza a la poderosa interpretación de los actores, donde sobresale un portentosa Cyntia Nixon, en un papel muy diferente al que la dio a conocer en "sexo en nueva york", "la mujer de Sexo en Nueva York y Emily Dickinson tienen más en común de lo que pueda parecer. Dudo que Emily reconociera a las mujeres de la serie, y tampoco las entendería, pero creo que muchos de los problemas no han cambiado" (Cyntia Nixon).

Técnicamente impecable, cuyos movimientos lentos de cámara eternizan el momento y otorgan un ritmo lento a una historia de luces y sombras, ayudado por una iluminación intimista donde la luz de las velas adquieren gran importancia y gracias a una brillante dirección artística y diseño de vestuario, nos sumergimos de lleno en pleno siglo XIX, en el cerrado mundo y entorno de la brillante poetisa.


La primera mitad del film posee un tono ligero, más afable y luminoso,  ayudado por una paleta de colores alegres, coloridos, llenos de luz, con unos diálogos ingeniosos, inteligentes e hilarantes, pero a medida avanza la película el tono se oscurece con una paleta más oscura llena de colores terrosos y oscuros, mostrando los fantasmas de Emily Dickinson, convirtiendo la película en un drama oscuro, triste y lleno de dolor.

El título original "a quiet passion", cuya traducción literal sería, "una pasión tranquila", define a la perfección tanto la película como a la poetisa, una mujer encerrada en su pequeño entorno, pero con un rico y amplio mundo interior, una facilidad de palabra, un don que desarrollaba, con el beneplácito de su padre, con la tranquilidad y el silencio de la noche, eso le daba fuerza para afrontar su rutinaria vida, alejada de la sociedad, pero muy unida a la de su familia, mostrando una Emily afable, simpática, sin peros en la lengua, capaz de dar su punto de vista sobre cualquier tema, sin preocuparle sus consecuencias, y saltándose el estricto protocolo, defendiendo sus ideales feministas frente a la sociedad machista del momento.


"Historia de una pasión", es el minucioso retrato de una mujer muy compleja, avanzada a su época, captada con la rigurosa lente de un director sublime como Terence Davis, demostrando una vez más la meticulosidad de su cine,  deleitándonos con una película tan profunda como conmovedora, donde brilla con luz propia una Cyntia Nixon, cuya interpretación está llena de fuerza, cine en su versión más clásica, lleno de poesía.



  

1 comentario:

  1. Como ya te he dejado dicho en G+ esta tarde iré a verla con mi mujer. Nos encanta la poesía de Emily Dickinson. Además nos quedamos con las ganas de ver la anterior de Terence Davis, "Sunset Song", así que ésta no nos la queremos perder.
    Tu reseña me anima aún más a ir a verla. Muchas gracias por una reseña tan bien escrita.

    Un abrazo

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario :)