EL ELEGIDO


Interesante ejercicio de historia, donde lealtad y traición se dan la mano, en un thriller hipnótico que destaca por una gran dirección de actores y una espléndida puesta en escena


Título: El Elegido. Dirección y Guión: Antonio Chavarrías. Año: 2016. Duración: 125 min. Interpretada: Ramón Mercarder (Alfonso Herrera), Sylvia Ageloff (Hannah Murray) Trotsky (Henry Goodman), Kotov  (Julian Sands), Caridad Mercader (Elvira Mínguez),Salazar (Emilio Echevarría), Natalia Sedova (Frances Barber), Capitán Vidal (Roger Casamajor). Fotografía : Guillermo Granillo AMC-AEC. Música: Arnau Bataller.  Distribución: Filmax. Estreno: 2 de Septiembre




España, 1937. Un joven oficial republicano llamado Ramón Mercader es reclutado por el servicio de espionaje soviético para participar en una misión de alto secreto ordenada por el propio Stalin: asesinar a León Trotsky, a quien considera un traidor. Tras un tiempo de preparación en Rusia, Ramón deja la que hasta entonces era su vida y viaja a París bajo una nueva identidad, la de un belga adinerado llamado Jacques Mornard. Allí conoce a Sylvia, una joven trotskista, quien no tardará en ser seducida por Jacques. En 1940 se reencuentran en México, país en el que Trotsky vive exiliado. Ramón dice refugiarse de la Guerra que asola Europa y Sylvia trabaja como secretaria de Trotsky. Ajena a los verdaderos planes de su amado, Sylvia le abre las puertas de su vida y le introduce en el círculo íntimo de su objetivo. 
 

La historia de España está llena de personajes, cuya vida, muchas veces poco conocida, es digna de ser llevada a la pantalla, como el caso de EL ELEGIDO, una historia llena de suspense e intriga, sobre la vida de uno de los más llamativos espías que ha dado nuestro país, el catalán Ramón Mercader, cuyo nombre será recordado, por ser el asesino de Leon Trotsky, héroe de la revolución comunista y principal opositor al régimen de Stalin.

La película reconstruye la historia de Ramón Mercader (Alfonso Herrera), un joven comunista Español, que tras perder a su hermano en batalla, es separado del frente por su madre, para pasar a ser parte del servicio secreto soviético el GPU, dándole una nueva identidad, Jaques Mornard, su misión, integrarse en los círculos más cercanos a Trotsky para pasar información veraz y poder así asesinarlo, por orden de Stalin, pues lo considera un traidor a la patria.


El brillante guión, entreteje un amplio abanico de temas tratados posiblemente el más importante, sea el cambio de identidad, saber construirte un pasado nuevo, flexible, moldeable y poder engañar a todo el mundo, se necesita mucho arte para ello, aparte de tener una personalidad muy fuerte y mucha sangre fría, por eso es el elegido, para llevar a cabo el cruel asesinato, la verdad perece a la mentira, ésta aunque turbia, oscura y manchada de horror, es mucho más libre rica y flexible en una película donde la verdad acaba siendo una debilidad y como no habla de la amistad y el amor en sus dos vertientes, la verdadera, pura, honesta, fiel e idealizada por el lado del entorno de Trostky y la peligrosa, abominable, fría por el lado de Mercader.

Posee la riqueza añadida de la multitud de acentos que conviven en esta historia multicultural, donde los diversos orígenes de los actores (ingleses, mexicanos, españoles ..) contribuyen a dibujar  un despliegue lingüístico que potencia la veracidad y credibilidad al relato. 

El director-productor, Antonio Chavarrías firma su película más ambiciosa, un thriller histórico de espionaje con trasfondo político, lleno de intrigas, engaños y mentiras, a pesar del ritmo lento y saber el desenlace de la historia, su trama bien construida, te mantiene en tensión hasta el final, es ahí en su gran dificultad, donde radica la principal virtud de una película, que el director resuelve muy bien gracias a su dramatización, su espléndida puesta en escena y por supuesto, una gran dirección de actores.


Una historia de personajes muy bien dibujados, todos ellos repletos de matices, de emoción, de verdad y aportando a las motivaciones y las razones de cada uno de los protagonistas entre los que destaca un convincente Alfonso Herrera, (Ramón Mercader) tras pasar 20 años en prisión salió firmando como Jaques Mornard, llevando su mentira hasta las últimas consecuencias, viendo la determinación y fuerza mental de un personaje muy complejo muy bien llevado a la pantalla, le da la réplica Hannah Murray (Silvia Ageloff) una joven comunista al servicio de Trostky, profundamente enamorada de Ramón Mercader, ese profundo amor le impide ver las verdaderas intenciones de su partenaire, cerrando el triángulo está Henry Goodman ( Trotsky), su caracterización es magnífica, llena de fuerza y verdad, denota el talento de un actor con una gran trayectoria teatral y cinematográfica a sus espaldas, para finalizar dese destacar el trabajo de Elvira Minguez (Caridad Mercader) la frialdad y el tono oscuro de los matices que otorga al personaje es para enmarcar, puro cine.

El elegido, es una de esas películas que sorprenden para bien al espectador, por las que vale la pena ir al cine y dejarte llevar por una historia, verídica, perfectamente estudiada desde su complejo guión, muy bien llevado a la pantalla, por el director catalán Antonio Chavarrías, cuya elegancia y calidez de las imágenes, impregnan todo el thriller, que mantiene en tensión al espectador hasta su dramático final, una muestra más, de la gran calidad de nuestro cine, que atraviesa un momento muy dulce





               

0 comentarios:

Gracias por tu comentario :)