LA CHICA DEL TREN




Título: La chica del tren. Dirigida: Tate Taylor. Nacionalidad: USA. Año: 2016. Reparto: Emily Blunt, Rebecca Ferguson, Haley Bennet, Justin Theroux, Luke Evans, Alison Janney, Edgar Ramirez, Lisa Kudrow, Laura Prepon. Distribuidora: De A Planeta. Fecha estreno: 21-10-2016 




Rachel (Emily Blunt) es una mujer devastada por su reciente divorcio que dedica cada mañana de camino a su trabajo a fantasear sobre la vida de una pareja aparentemente perfecta que vive en una casa por la que su tren pasa cada día. Pero una mañana Rachel es testigo desde la ventana del tren de un impactante suceso y se ve involucrada en el misterio que ella misma revela.


¡Viajeros al tren!, llega a nuestras pantallas unos de los thrillers más esperados del año, "La chica del tren", basada en el best seller de Paula Hawkins, quien vendió la friolera de 15 millones de libros, cinco millones de ellos en solo 6 meses,  por todo ello no es de extrañar que Dreamworks se hiciera con los derechos de este thriller lleno de tensión, misterio y carga sexual, muy bien llevada a la pantalla por el director Tate Taylor (Criadas y señoras), un gran narrador de historias, e interpretado por un buen elenco de actores entre los que destaca una inconmensurable Emily Blunt.

Por desgracia a menudo,  lo que funciona en el papel no lo hace en la pantalla, la película es hipnótica hasta los 20 últimos minutos, pues en el momento que conoces la identidad del culpable la cinta pierde toda su fuerza y su tensión argumental, una pena, pues si hubieran sabido mantener esa tensión hasta el final estaríamos hablando de un éxito a la par que "Perdida" películas ambas, con muchos puntos en común, dos best sellers llevados a la pantalla, retratando relaciones dañinas, pero lo que le falta a la Chica del ten son sus inquietantes personajes y giros argumentales.


Tras perder su empleo y su marido, Rachel (Emily Blunt), está cada vez más hundida y enganchada al alcohol, sigue recorriendo el mismo camino que la llevaba antes al trabajo día tras día, pasando siempre por delante de la casa de su ex-marido (Justin Theroux), viviendo con su antigua amante (Rebecca Ferguson) y su bebé. Por si eso no fuese tortura suficiente, en la casa de al lado viven una joven pareja aparentemente perfecta, Megan (Haley Bennet) y Scott (Evans) con la que Rachel tiene fantasías sobre su relación perfecta. Hasta que un día ve a Megan besándose con otro hombre....... y después desaparece, lo inquietante es cuando Rachel despierta a la mañana siguiente en su casa, manchada de sangre, magullada y con algún leve recuerdo, involucrándola de alguna manera con su desaparición.

El director Tate Taylor, fue la apuesta perfecta, creador de la admirada "Criadas y señoras", Warner se asegura la ausencia de un cine de autor, su cine es impersonal, haciendo un producto ideal para todos los públicos, el mismo Tate cuenta lo que le sedujo de la historia; "Sentía curiosidad por retratar a una alcohólica, alguien que ha perdido tanto..... así como la gente que se aprovecha de los adictos y lo cruel que es hacerlo", este atrapa al espectador con sus fotogramas, sus giros de historia, sus enriquecedores flashbacks, con su enmarañada trama aportando diferentes puntos de vista, pero se olvida de lo más elemental en cine, el final, este debe sorprender al espectador y dejarle con la boca abierta, siendo ahí donde falla la película.


La película habla de las envidias, los celos, las traiciones, las mentiras, los engaños,  las adicciones y el voyerismo, una historia de superación, donde destaca la actriz Emily Blunt, tan ingeniosa como inteligente, lleva todo el peso de una película, en el papel más complejo de su carrera, mostrando con sutileza, todo su dolor, su sufrimiento, su añoranza, su fragilidad a la vez que lucha por sobreponerse al peor momento de su vida, un papel muy humano con el que el espectador se identifica, un trabajo que cada vez suena con más fuerza  para los Oscars.


Un thriller sombrío y lúgubre, interesante sin más, donde su director Tate Taylor hace lo que puede con lo poco que le dan, realizando una gran puesta en escena unido a una buena dirección de actores y una atmósfera adecuada, pero falla un guión al que le falta punch, una pena pues pensé llegaría a ser el thriller del año, la película apunta maneras pero se queda en el camino.

  

0 comentarios:

Gracias por tu comentario :)