EL DESTIERRO


El Destierro, es una película, donde los personajes y la naturaleza poseen una gran importancia. Estamos ante una película de supervivencia tanto física como emocional. Tratada como obra teatral 3 actores y un escenario casi único.


Película: El Destierro.  Dirección y guión: Arturo Ruiz Serrano País: España. Año: 2014. Género: Drama. Duración : 90 min.  Interpretación: Joan Carles Sau, Eric Frances, Monika Kowalska (entrevista), Chani Martin. Música : Iván Ruiz. Fotografía : Nicolás Pinzón. Producción:  The Legal Company/ Arturo Ruiz. Presupuesto: 350.000 €. Distribuidora : . Fecha de estreno en España : 2015 / 2016


Teo es destinado a un minúsculo fortín de vigilancia, ubicado en un frío e inhóspito paraje. Una vez allí, conocerá a su nuevo compañero, Silverio, con el que deberá convivir los seis largos meses que debe cumplir en aquel destino. Desde el primer momento el carácter opuesto de estos dos hombres va a provocar las primeras fricciones, acentuadas más si cabe por lo reducido del lugar donde deben sobrevivir. El lejano conflicto exterior pasa pronto a librarse entre aquellas cuatro paredes . Una sorda lucha de desprecios, sarcasmos, de continuos desafíos y provocaciones en las que siempre saldrá a relucir lo pero de cada uno. El frágil equilibrio que aún sostiene la convivencia de estos dos protagonistas, terminará de romperse con la llegada de Zoska, una joven extranjera a quien Silverio encuentra moribunda cerca del refugio. Su presencia en aquel abrupto paraje sembrará la semilla de un conflicto aún más devastador que la propia guerra, capaz de poner en peligro su supervivencia por algo tan humano y tan primigenio como es el sexo y la amistad.

Últimamente muchas son las películas ambientadas en la guerra civil española "Lobos Sucios", "Gernika", ahora llega a nuestras pantallas "El destierro", película de fondo bélico, pero formas románticas, el director novel Arturo Ruiz Serrano sorprende al espectador con un planteamiento valiente, inesperado y asombroso, supliendo con buenos actores, un exigente guión, tanto a nivel físico como mental, una bella fotografía y grandes dosis de imaginación, unas carencias presupuestarias que en ningún caso influyen en su brillante desarrollo de una historia que impacta, conmueve y llega al espectador.

Mientras la capital es asediada por las fuerzas fascistas, la película traslada al espectador a un claustrofóbico puesto de vigilancia en la sierra de Madrid, un lugar perdido en medio de la nada, donde el frío es insoportable, un soldado del ejército rebelde perfectamente adaptado al duro medio disfruta de su soledad, la llegada de un nuevo compañero, al que le cuesta adaptarse, rompe su rutinaria monotonía, su convivencia entre esas cuatro paredes no resultará nada fácil.

Un día, descubren malherida, a una chica polaca a la que hacen prisionera y cambiará su convivencia, en ese momento se enfrentarán a una lucha interna emocional que les hará madurar como seres humanos.


Cine de autor, de la mano de un prometedor debutante, el cineasta Arturo Ruíz Serrano, quien también firma un guión bien planificado, en apariencia sencillo, desarrolla una trama de una gran complejidad, donde con muy poca acción, es capaz de trasladar al espectador una gran intensidad emocional, dicho guión posee un esquema más propio del teatro, evolucionando a la perfección, unos personajes, que poseen un complejo arco interpretativo, llevándolos desde la hostilidad inicial hacia otros estados emocionales, gracias a una brillante dirección de actores a los que ha sabido sacar lo mejor de ellos.

El cineasta pudo desarrollar la historia en cualquier conflicto, pero decidió centrarlo en la Guerra Civil, seguramente por dos motivos primero un mayor conocimiento, pero sobre todo para que el público se sienta más identificado con la historia.

Historia de personajes, dos soldados y una mujer, dominados por la soledad, el miedo y el egoísmo, todos ellos muy distantes, irascibles y desconfiados acaban convergiendo gracias  a una clara evolución, donde el amor y la amistad los hará más humanos, cuyo acercamiento desemboca en grandes y fieles uniones.


A estos tres personajes se les une uno más, que posee un gran peso en la película, el páramo inhóspito, donde se desarrolla la historia, su presencia congela al propio espectador, gracias a la fría nieve , el fuerte soplido del viento y la claustrofobia del minúsculo puesto avanzado que condiciona la vida de nuestros personajes, tanto el páramo como los personajes evolucionan desde el frío invierno inicial y frías relaciones personales, todos ellos evolucionarán hacia un clima y unas relaciones más cálidas.

Un reparto coral cuya evolución parece tan sólida como natural, de entre todos destaca Monika Kowalska, (Zoska) ella es la luz entre tanta oscuridad, el elemento aglutinador de los personajes y el desencadenante de sus evoluciones personales, cataliza los valores de la amistad y hace surgir algo más entre los personajes masculinos, unos más que solventes Eric Francés (Silverio) y Juan Carles Suau (Teo), el personaje de Monika, es el terremoto que agita las vidas de unos personajes masculinos mucho mejor definidos que el suyo propio, cuando ella está en pantalla la película sube enteros gracias a su buen hacer, su calidez, dulzura y humanidad, una actriz que pide a gritos más papeles protagonistas y con trabajos como este seguramente los tendrá.


El destierro, es una película que todo amante del buen cine debería ver, por su ambientación, su preciosa fotografía, sus paisajes tan inhóspitos como hermosos, por el buen hacer de sus protagonistas, pero sobre todo por la valentía de un planteamiento que sabe desarrollar muy bien hasta el final, enfrentando a sus personajes a sus propios miedos y a una lucha interna más dura que la propia guerra, sin olvidar el buen hacer de un joven cineasta que despliega solvencia profesional y al que deberíamos seguir sus pasos futuros, mientras ese momento llega disfrutemos del presente y este hermosos destierro tan duro como emocional.


                     

                     


                     

0 comentarios:

Gracias por tu comentario :)