EL BOSQUE DE LOS SUICIDIOS


“No salgas del sendero” avisado estás.


Título: El bosque de los suicidios. Título original: The Forest. País: Estados Unidos. Año: 2016. Guión: David S. Goyer. Duración: 0 min. Género: Thriller, Terror. Reparto: Natalie Dormer, Taylor Kinney, Yukiyoshi Ozawa, Eoin Macken, Stephanie Vogt, Terry Diab, Masashi Fujimoto, Gen Seto. Distribuidora: Sony Pictures. Productora: Lava Bear Films, AI-Film. Estreno en Cartelera: 26 Febrero 2016.



 Un thriller sobrenatural que se desarrolla en el legendario bosque de Aokigahara a los pies del Monte Fuji en Japón. Una joven americana, Sara (Natalie Dormer de “Juego de Tronos” y “Los Juegos del Hambre”), acude en busca de su hermana gemela, desparecida misteriosamente. A pesar de todas las advertencias de “mantenerse en el sendero”, Sara se interna en el bosque decidida a descubrir la verdad sobre el destino que ha corrido su hermana, pero al hacerlo se enfrentará a las almas atormentadas de aquellos que han muerto en este lugar y que asedian a todo aquel que deambule en el bosque.

   


El tiempo vuela, muy lejano quedan aquellos años, en los que nuestras salas de cine, estaban repletas del j-horror (terror japonés), elegante, extravagante y exótico, el miedo tenia sello propio, Japón.

Aquel éxito, inmediatamente, fue absorbido por la industria del cine Americano, Hollywood, con remakes que nunca llegaron a la altura de los títulos nipones.

Ahora llega a nuestras salas, un nuevo ejemplo de J-horror, “el bosque de los suicidios”, un título correcto, donde se agradece deje de lado el founfootage, pues parecía que no había terror, sin estar rodado cámara en mano, es divertida, entretenida, pero con un punto débil, los sustos son predecibles (excepto uno que no viene al caso), además es incomprensible que en un bosque tan enorme y bello no hayan guías, lo peor, si tienes suerte y consigues uno, por lo menos hazle caso, por todo ello la película, no está a la altura de sus predecesoras, una pena porque sin contar esas lagunas, posee un guión creíble, un ritmo dinámico y cuenta con la presencia de Natalie Dormer que cambia las intrigas de Juego de Tronos, por enfrentarse a sus propios miedos, en su primera incursión en el género del terror, aunque este título no creo le ayude a ser la nueva reina de los gritos.


Sara (Natalie Dormer) es una exitosa mujer, con un buen trabajo y un marido ideal….., la vida no puede irle mejor, hasta que recibe una llamada de Japón, explicándole que su hermana gemela Jess (Natalie Dormer), ha desaparecido en Aokigahara, conocido como el bosque de los suicidios y es dada por muerta, aunque Sara siente en su interior que su hermana está viva, por lo que decide ir en su ayuda.

Trata temas muy diversos, por un lado, la conexión entre las gemelas, está muy bien tratado y explicado, por otro, el escalofriante ritual de los suicidios, totalmente normalizado en Japón y finalmente enfrentarse a los miedos internos, a tus demonios personales, siendo estos tu peor pesadilla.


“No deberías ir porque estás triste”, la cinta posee el gran atractivo de adentrarte en el bosque de Aokigahara, a los pies del monte Fuji, un hermosos bosque donde los japoneses van a suicidarse, por eso es conocido como el bosque de los suicidios, donde se encuentran los Yurei, osea las almas de todas esas personas que se adentraron para “perderse” (suicidarse), cuya labor es atormentar a todas esa personas que poseen dolor y tristeza en su corazón, así que el bosque saca tus miedos y tristezas, para enfrentarte a ellos, aunque a mí, me entristece ver como teniendo tan buena materia prima no sepan sacarle más partido.

 

Las interpretaciones son justitas, seguramente por los ajustados límites artísticos de la propuesta, donde sobresale Natalie Dormer, en un doble papel, por el que seguramente no será recordada.

El aspecto visual de la película, es de lo mejor, adentrarse en ese mar de árboles proporciona unos planos de gran belleza estética, ayudada por el buen sonido, uno parece estar dentro de él, solo faltaba poder oler su aroma, finalmente la música encargada de ponerte en alerta, para que el susto sea menor.

El bosque de los suicidios, es una película correcta para ir el día del espectador, entretiene, divierte, pero no sorprende, pese a la buena materia prima de la que disponían, no han sabido sacarle todo su jugo, osea una buena idea, un marco incomparable y una actriz como Natalie Dormer, esperemos a otro título para disfrutar del gran terror japonés donde normalmente son unos maestros, si vas a verla sobre todo deja tus miedos en casa o los YUREI se encargarán de ti.


  

0 comentarios:

Gracias por tu comentario :)