ENCADENADOS (notorious)




El maestro del suspense, Alfred Hitchcock, dirigió en 1946, “encadenados”, un thriller intenso, con tonos románticos, cuya trama te atrapa hasta el final,  fusionando una historia de amor y pasión, en una aventura secreta de espionaje exterior tan emocionante como espectacular, no exenta de esa tensión, que solo el maestro sabe dar a sus films.

La historia nos traslada a Miami, poco después de la II Guerra Mundial, donde  Devlin, (Cary Grant), un agente del gobierno norteamericano, entabla relación con Alicia Huberman (Ingrid Bergman), hija de un espía alemán recién encarcelado, y le propone limpiar el nombre de su padre, trabajando para su país, en Río de Janeiro. La misión, seducir a un alemán, Alex Sebastian (Claude Rains), que años atrás estuvo enamorado de ella y sacar la máxima información de él y sus contactos, pues intentan reorganizar el movimiento nazi. Alicia, pese a estar enamorada de Devlin, acepta el desafío de conquistar a Sebastian, creando un peligroso triángulo amoroso.


La película se aposenta en un guión sin fisuras, escrito por Ben Hecket, guionista de títulos tan célebres como, “la diligencia”, “cumbres borrascosas” o “lo que el viento se llevó”, bajo una temática política, se esconde un drama romántico y un thriller intenso, donde Hitchcock busca el plano corto, pues le interesan los personajes y la relación entre ellos, poniendo la cámara en los puntos de interés, allí donde el espectador necesita para no perder detalle,  a saber, unas llaves, una botella, una taza de café,…..todo ello enmarcado en una elegante puesta en escena y amenizado con una música encargada de potenciar el drama, el suspense y la intriga.


“Cuando empiezo a trabajar para el tío Sam”, Hitchcok pone en un gran dilema a la actriz Ingrid Bergman, pues deberá traicionar los impulsos de su corazón, para hacer un gran servicio al país, todo un sacrificio que no todos estaríamos dispuestos a realizar, una vez más el sentido patriótico americano se hace evidente en el cine.

Una de las grandes escenas de la película es, la proyección de las sombras de Alexander y su madre sobre la puerta, evidenciando que las sombras del mal son muy alargadas, en una película repleta de simbolismos.

Todo el peso de la película recae en tres actores, Ingrid Bergman (Alicia Huberman) mujer cálida, cariñosa, dividida entre el amor y el deber, Cary Grant (Devlin), elegante, sobrio, frío, calculador, todo un gentleman y Claude Raims (Alexander Sebastian) nominado al Oscar por su trabajo de ex oficial nazi, todos ellos brillan con luz propia, bajo la batuta de Alfred Hitchcock, un excelente director de actores.


"Encadenados" nos muestra, en su núcleo esencial, un triángulo donde el amor es lo que une a los personajes principales Devlin, Huberman y Sebastian; un triángulo que aúna glamour y buena química en pantalla. Pero este triángulo principal, se ve potenciado por la entrada en juego de dos personajes secundarios más, dando origen al desarrollo de nuevos “triángulos”: el primero  ,la señora Anna Sebastian (Leopoldine Konstantin), la madre de Alex, diabólicamente intuitiva, frente a la candidez de su hijo, fruto del encandilamiento amoroso que sufre por Alicia ; el segundo, el capitán Paul Presscot (Louis Calhern),el responsable del espionaje estadounidense, superior inmediato de Devlin y Alicia, un personaje que, a diferencia y en contraste con el anterior, viene a introducir una placidez y una tranquilidad de ánimo que contribuye a aliviar los momentos de mayor tensión, tanto emocional como criminal.


Estamos por tanto ante un maravilloso juego de triángulos formados por unos personajes muy bien definidos que, con el entramado de sus relaciones, contribuyen al exquisito discurrir del relato y a la conformación de su excelente equilibrio interno, de una película que aposento, la figura de su director en el complicado mundo de Hollywood.

Encadenados es como el buen vino, mejora con el tiempo, un thriller apasionante, excelente muestra de cine negro que no deberías perderte.                                                              

0 comentarios:

Gracias por tu comentario :)