SPOTLIGHT


El director Tom Mc Carthy, cuenta con un reparto de lujo, para introducirnos en un trepidante thriller periodístico sobre los pecados de los curas, cuyas 6 nominaciones a los Oscars son absolutamente merecidas.


Título: Spotlight. Título original: Spotlight. Dirección: Tom Mccarthy. País: Estados Unidos. Año: 2015. Duración: 128 min. Género: Drama, Thriller, Histórico. Reparto: Mark Ruffalo, Rachel McAdamsMichael KeatonStanley TucciLiev SchreiberBilly CrudupJohn SlatteryJamey SheridanLen CariouPaul Guilfoyle, Elena Wohl. Distribuidora: eOne Films. Productora: Anonymous Content, Participant Media, Rocklin / Faust. http://www.estamosrodando.com/imagenes/comn/pxtrans.gifDirector de fotografía: Masanobu Takayanagi. Guionista: Tom Mccarthy. Montador: Tom McArdle
http://www.estamosrodando.com/imagenes/comn/pxtrans.gif


“SPOTLIGHT” narra la fascinante historia real de la investigación ganadora del Premio Pulitzer llevada a cabo por el Boston Globe que sacudió la ciudad y causó una enorme crisis en una de las instituciones más antiguas y seguidas del mundo. Cuando el tenaz equipo de reporteros de la sección “Spotlight” ahonda en los alegatos de abuso dentro de la Iglesia Católica, descubren en su investigación el encubrimiento llevado a cabo durante décadas por parte de las altas esferas de organizaciones religiosas, legales y gubernamentales de Boston, desatando una ola de revelaciones alrededor del mundo.


Spotlight, es una de esas películas que no puedes dejar de ver, absolutamente recomendable, gracias a, un guión sin fisuras, un ritmo trepidante y un reparto coral en estado de gracia, para narrar un impecable thriller periodístico, con el objetivo de sacar a la luz pública, los constantes abusos por parte de los curas de la Iglesia Católica de Boston.

Narra la historia, del proceso creativo, de uno de los reportajes más duros, realizado por el periódico Boston Globe, gracias a su equipo Spotlight, sacó a relucir, cientos de casos de pederastia, ocurridos en la ciudad, por parte de los miembros de la Iglesia Católica.


Su director Tom Mc Carthy, tras dejar muy buen sabor de boca con sus primeras películas independientes, entra con total merecimiento en las grandes ligas de la industria cinematográfica.
Su opera prima “Vidas Cruzadas”, comedia melancólica, que profundiza en la extraña amistad de un grupo de amigos marginados socialmente, alrededor de la pasión de uno de ellos por los trenes, en 2007 volvió a sorprendernos con “The visitor”, cuya emoción contenida, acompañada de una gran dirección de actores y un buen sentido del humor, toca un tema de gran actualidad, la inmigración, desde un atípico pero solidario punto de vista.
Por desgracia, su filmografía, la completan dos títulos que no llegan a la brillantez de sus predecesoras, como son “Win Win ganamos todos” y la reciente “con la magia en los zapatos”.

A medida, nos vamos acercando a la entrega de los Oscars®, van estrenándose en las salas los títulos protagonistas de la misma, como el casa de Spotlight, nominada con total merecimiento a seis de ellos, mejor película, director, guión, montaje, actriz de reparto (Rachel Mc Adams) y actor de reparto (Mark Ruffalo), sin lugar a dudas, será una de las triunfadoras de la noche.


Spotlight, cuya traducción al español sería, foco de luz, punto de atención, destacar,….no busca escandalizar, pues su tema no es tanto los detalles escabrosos, sino que pone su punto de atención, en la minuciosa reconstrucción, del riguroso trabajo de investigación de un grupo de 4 periodistas, entregados en cuerpo y alma a desvelar una sórdida y escabrosa trama de abusos a menores y su posterior encubrimiento por la entidad católica, a lo largo de 30 años en la ciudad de Boston, salpicando a las más altas esferas eclesiásticas, por encargo de un visionario escritor recién llegado, un trabajo realizado con la más estricta profesionalidad, publicado por el Globe en 2003, fue merecedor del premio Pulitzer, “todo el mundo sabía algo y nadie hacía nada”.

Como dice el refrán “cuando el río suena agua lleva”, es la segunda película que toca una temática muy poco usada en el cine, abordando el mismo tema desde puntos de vista muy diferentes, la primera fue la chilena, “el club”, de obligada visión para los amantes del buen cine, por su gran ambientación, su atmósfera oscura y claustrofóbica, introduciéndonos en una casa apartada, donde conviven 4 curas y una monja, con un pasado oscuro y turbio, mientras la que me ocupa “Spotlight” aborda el tema desde el rigor periodístico, un thriller de género, el de la investigación periodística, que bebe de su gran referencia, la brillante “todos los hombres del presidente” (1976) de Allan J.Packula, donde 2 periodistas del Washington Post, investigan las escuchas ilegales del Watergate, cuyo artículo forzó la dimisión del presidente Nixon.


La película se sustenta, gracias al gran trabajo de sus actores, Mark Ruffalo, Michael Keaton, Rachel Mc Adams, Stanley Tucci, John Slattery y Liev Schreiber, todos ellos magníficos en su encarnación del equipo Spotlight, bondadosos y altruistas periodistas que dignificaron su profesión, aportando una dimensión social, de servicio público del periodismo, como debería ser siempre, responsable y comprometido, que aprendan algunos.

“Si eres un niño pobre, en una familia pobre y un cura te presta atención, te sientes muy especial, ¿Cómo le dices NO a Dios?”, las vidas de las víctimas, estuvieron marcadas por esta traumática experiencia durante la niñez, mostrando, una vez más, como la niñez, tiene una gran influencia psicológica en el carácter futuro de las personas, muchas de ellas no pudieron soportarlo, decidiendo acabar con su vida.

En el carácter técnico fíjate en los planos cortos usados por el director, pues desea poner la atención en los personajes y sus historias, por eso necesita el gran elenco actoral usado en el film, pues en su buen hacer y un buen guión son los pilares sobre los que se edifica este thriller, con tonos dramáticos.


La película te atrapa desde el principio, tanto por tocar un tema de gran interés social, como por su forma de contarlo, la cinta te revuelve el estómago, haciéndote reflexionar, llegándote a preguntar ¿qué tipo de perturbado mental, puede abusar de un pobre niño?  Y peor aún, una vez la entidad eclesiástica es consciente de los hechos, ¿porque no expulsa a estos depravados?, en vez de poner remedio, los trasladan a otro barrio, en consecuencia vuelven a realizar los mismos actos impuros, absolutamente vergonzoso, todo ello converge en una película que no debes perderte bajo ningún concepto.



      

0 comentarios:

Gracias por tu comentario :)