STEVE JOBS




Título: Steve Jobs. Título original: Steve Jobs. Dirección: Danny Boyle. Guionista: Aaron Sorkin. País: Estados Unidos. Año: 2015. Duración: 122 min. Género: Biográfico. Reparto: Michael FassbenderKate WinsletSeth RogenKatherine WaterstonJeff Daniels,Michael Stuhlbarg, Sarah Snook, Adam Shapiro, John OrtizPerla Haney-Jardine, Steven Wiig. Director de fotografía: Alwin H. Kuchler. Distribuidora: Universal Pictures. Productora: Universal Studios, Scott Rudin Productions, Mark Gordon Company, The, Management 360, Cloud Eight Films



Desde el lanzamiento de tres productos icónicos hasta la presentación del iMac en 1998, el largometraje nos lleva al corazón de la revolución digital para realizar un retrato intimista del hombre brillante que fue su epicentro.
STEVE JOBS está dirigida por el oscarizado® Danny Boyle a partir de un guión de Aaron Sorkin basado en la biografía superventas del fundador de Apple escrita por Walter Isaacson. Los productores son Mark Gordon, Guymon Casady, de la productora Film 360, Scott Rudin y el oscarizado® Christian Colson.
Protagonizan la película Michael Fassbender en el papel de Steve Jobs, el brillante pionero, y la oscarizada® Kate Winslet como Joanna Hoffman, la mujer que dirigió el departamento de marketing de Macintosh. Seth Rogen es Steve Wozniak, el cofundador de Apple, y Jeff Daniels es John Sculley, expresidente ejecutivo de Apple. El reparto también incluye a Katherine Waterston como Chrisann Brennan, la exnovia de Steve Jobs, y a Michael Stuhlbarg como Andy Hertzfeld, uno de los miembros fundadores del equipo de desarrollo de Apple.


Steve Jobs no es un biopic al uso, su director Danny Boyle, ha realizado un retrato impresionista, con ideas basadas en la biografía de Walter Isaacson, en un film abstracto, mezclando realidad y ficción, desmarcándose absolutamente de cintas como “Jobs” (J.M.Stern), protagonizada por Ashton Kutcher.

El guionista Aaron Sorkin, tras convertir a Mark Zuckerberg, en icono y símbolo de nuestro tiempo gracias a “La red social” (David Fincher 2010), intenta repetir el éxito, acercándonos a las luces y sombras, de éste genio visionario de nuestro tiempo, un monstruo que se volvió hermoso gracias al lenguaje de las formas, la estética, la perfección,…… y 2 mujeres.

Steve Jobs es un personaje fascinante, brutal, divertido, deslumbrante, ingenioso, inspirador, cambio la forma de comunicarnos con los objetos, dotándolos de una gran funcionalidad, facilidad de uso e indiscutible belleza.


La película está presentada en 3 actos bien diferenciados, como si de una obra teatral se tratase, usando los instantes previos a sus grandes presentaciones de productos, para mostrarnos entre bambalinas, su carácter arrollador, su relación con los equipos, y como los presionaba para sacar lo mejor de cada uno, todo ello gracias a un excelente ejercicio de diálogos impresionantes.

Los tres actos fueron rodados cronológicamente, para impulsar la historia y ayudar a las interpretaciones de los actores, rodando escenas ágiles, dinámicas, que proporcionan al espectador una gran sensación de libertad y tensión, donde los mismos 6 personajes aparecen en cada acto, exactamente unos 40 minutos antes del lanzamiento de cada uno de los productos.

El primer acto es el lanzamiento del Macintosh en 1984, es el nacimiento de un mito, de un creador inagotable, es aquí donde Steve Jobs pone los cimientos de la informática moderna, lanzando el primer ordenador personal, una máquina amable, que no diera miedo a los usuarios, con una disquetera que parezca una sonrisa, que diga “hola”,…..el acto está muy bien apoyado por los sonidos de fondo de estos primeros ordenadores digitales a los que hoy estamos tan acostumbrados.


El segundo acto, es el lanzamiento del Next Cube en 1988, producto que nace nada más y nada menos para vengarse de Apple, cuyo sistema operativo le volvió a abrir las puertas de la compañía, esta vez para quedarse y volverla a hacer grande, dicha venganza se sirve en un marco operístico, con cortinas de terciopelo y molduras doradas, en una ambientación romántica, a medida que avanza la trama, el espectador se da cuenta de la venganza ideada por Steve Jobs, finalizando con el enfrentamiento dialéctico entre Steve y John Sculley.
Este acto siempre, acompañado por temas operísticos de fondo, empieza con un allegro, desenfadado, para acabar con una pieza mucho más tensa, dotando de más peso a la historia.

El tercer acto, es el lanzamiento del iMac en 1998, se centra más en el futuro, pues introdujo internet en nuestros hogares, simbolizando el regreso de Steve a Apple por la puerta grande, acompañado por una música más elegante, minimalista, como sus productos.


En esta película, al contrario que su predecesora, los personajes no se parecen en nada a los reales, pues para su director lo importante era, tener buenos actores que estuviesen a la altura del buen guión, capaces de retener grandes diálogos, por eso se contó con un casting impresionante, liderado por Michael Fassbender (Steve Jobs), sabe darle el toque de fuerza, frialdad, dinamismo, intensidad y personalidad que el personaje requiere, muy bien replicado por una Kate Winslet (Joanna Hoffman), la organizadora tanto de su vida profesional como personal, personaje clave, muy humana, capaz de obligar al propio Steve Jobs a realizar las paces con su hija justo antes de una presentación, siempre a la altura del personaje, Seth Rogen (Steve Wozniack), se hace con la esencia del personaje, aunque acostumbrados a verle en papeles más cómicos, nos muestra como puede ser todo un actor serio, ambicioso, instintivo y hábil, posee una gran lucha con Steve, hacer que este reconozca la gran labro del equipo del pasado, mientras Steve solo saber mirar hacia el futuro, Seth sabe plasmar perfectamente su angustia, combinada con la gran admiración que siente por él. Jeff Daniels es John Sculley el director ejecutivo de Apple, sin olvidarnos de Michael Stulberg y Katherine Waterston, completan el casting.

Uno de los grandes momentos, es cuando compara su papel con el de un director de orquesta, pues a pesar de no ser músico, ni tocar ningún instrumento, logra que el equipo toque la melodía, una gran analogía con su persona pues a pesar que Steve no era ingeniero, tenía conocimientos muy básico, ni programador, hacía que la empresa funcionase, alcanzando los objetivos que él mismo planteaba, recordándome a la labor del director de cine.


La película nos enseña cómo ha cambiado nuestra vida gracias a sus productos, a su ingenio, su pasión y dedicación, su tozudez e inteligencia, aunque pago un alto precio en su vida privada.
Un genio, un visionario, solo se convierte en ser humano cuando se da cuenta que él está mal hecho y sus productos son más importantes que él.

Una gran película, no sé si será apreciada por el gran público.





      

0 comentarios:

Gracias por tu comentario :)