PAULINA


Paulina, es un conmovedor drama social, muestra unos personajes, unidos a un acto violento y como dicho acto, crea diferentes ideas de la justicia, en cada uno de ellos


Película: Paulina  Dirección: Santiago Mitre. Guion: Santiago Mitre y Mariano Llinás. País: Argentina/ Brasil/ Francia.  Año: 2015. Duración: 103 min. Género: Drama. Reparto: Dolores Fonzi (Paulina), Oscar Martínez (Fernando), Esteban Lamothe (Alberto), Cristian Salguero (Ciro), Walter Casco (Mellizo). Música: Nicolas Vaschowsky.  Distribuidora: Golem Films. Estreno en España:  27 Noviembre 2015.



Paulina, 28 años, decide dejar de lado una brillante carrera como abogada en Buenos Aires para dedicarse al activismo social en una zona situada entre Argentina, Paraguay y Brasil.


Paulina, es sin duda una película, que a finales de año, situaremos entre las mejores del 2015, estamos ante una de esas películas, que dejan un poso en el espectador, de esas que te llevas a casa, ya que plantea un dilema tan grande que es difícil desprenderte de ella.

El film, toca temas de suma importancia, como la justicia y la visión que cada uno tiene de ella, la marginalidad, la violéncia de género, las clases sociales, el perdón, el aborto y como afrontar los problemas que continuamente nos plantea la vida.

Está basada en “La Patota”, una obra argentina de principios de los 60, dirigida por Daniel Tinaye, donde una mujer muy religiosa, toma la decisión de no hacer nada tras sufrir una dura agresión.


Dirigida por Santiago Mitre, uno de esos cineastas a los que debemos seguir, empezó como guionista y director de “el amor (primera parte)” 2005, su segunda película fue “el estudiante” 2011, nos enseñaba como un universitario encuentra su lugar, siendo activista político, ahora en su tercera película “Paulina”  no realiza un remake al uso, pues coge la idea principal de aquella y la actualiza totalmente, adaptándola a nuestra actualidad, con un acierto absoluto, cambiando las convicciones religiosas de su protagonista por convicciones ideológicas, pues la historia la encarna una burguesa que renuncia a una vida cómoda y a una carrera, para dar clases a las clases menos desfavorecidas.

Vemos como en sus dos últimas películas, tocan las convicciones políticas como núcleo principal, examinando tanto la sociedad como el mundo político contemporáneo.


La película nos muestra un gran dilema que surge, tras sufrir la protagonista un grave incidente, siendo en ese momento donde la película se torna en un drama cuya fuerza estriba en un debate que mantiene al espectador con el corazón en un puño y aunque no compartas sus decisiones, seguro te identificas con ella, su dolor y sufrimiento.

Cada personaje aconseja a la protagonista como afrontar el dilema, todos correctos, siendo el espectador el que decide por sí mismo lo que es correcto e incorrecto, cada persona seguro lo afrontaría de una forma diferente, Paulina, lo afronta desde la valentía, el coraje, la frialdad, sus fuertes convicciones ideológicas, la llevan a tomar una decisión desconcertante, tanto para el espectador como para sus seres más queridos, sobre todo por su padre, siendo las escenas y los diálogos entre padre e hija, lo más atractivo del film, pues de sus enfrentamientos dialécticos, saltan chispas, unos debates de gran intensidad, cada uno aporta su punto de vista, siendo estos antagónicos, pero ambos correctos y con su parte de verdad.


¿Cómo se sobrevive a un ataque así?, ¿Por qué toma Paulina esta decisión?, ¿Qué desea conseguir?, son alguna de las preguntas  planteadas por la película, que no desea responder, pues está ideada para crear polémica y sea el espectador quien aporte la respuesta.

La fuerza del film se basa en un gran guion, interpretado a las mil maravillas por una Dolores Fonzi, pletórica, la actriz ya me gustó en su aportación en “Truman” ahora me ha demostrado su inmenso talento, dotando al personaje de un gran magnetismo, pero sobretodo de una gran vulnerabilidad, personaje de fuertes convicciones y gran fortaleza mental, luchará contra viento y marea por lo que ella cree justo, su padre Oscar Martínez, le da la réplica perfecta, un juez liberal, de mentalidad abierta, creando a su hija a su imagen y semejanza, es por eso que le sorprende el camino que toma Paulina.


El film, contiene una de esas escenas, que son difíciles de olvidar, aunque muy diferente en su ambientación y atmósfera, su dureza y crueldad me recordó a la sufrida por Jodie Foster en “Acusados”.

Paulina, es una película muy humana,nos ofrece una reflexión sobre la actitud a tomar ante la violencia, un ejemplo de fortaleza y humanidad, aunque no de sentido común, yo de ti no me la perdería.



           

0 comentarios:

Gracias por tu comentario :)