LOS MIÉRCOLES NO EXISTEN




Película: Los miércoles no existen. Dirección y guion: Peris Romano. País: EspañaAño: 2015. Duración: 128 min. Género: Comedia dramáticaromancemusicalReparto: Eduardo Noriega, Inma Cuesta, Gorka Otxoa, Alexandra Jiménez, Andrea Duro, William Miller, María León. Estreno en España: 16 Octubre 2015. Calificación por edades: No recomendada para menores de 12 años.


Patricia (María León) sale con César (Gorka Otxoa), pero él no ha podido olvidar a Mara (Inma Cuesta), su novia de toda la vida, que le dejó justo después de pedirle que se casara con él. Hace ya unos meses de esto pero aún no se ha recuperado. 

Su mejor amigo, Hugo (William Miller), está decidido a animarlo y una noche de fiesta conocen a Paula (Andrea Duro), la hermana pequeña de Irene (Alexandra Jiménez), un antiguo ligue de Hugo y la mujer de Pablo (Eduardo Noriega). Acabaron juntos tras la despedida de soltera de ella y nunca más han vuelto a verse. A Pablo le han despedido. Lo mejor del día ha sido sin duda que ha conocido a Mara y han intercambiado teléfonos. Podría ser el comienzo de algo, si no fuera porque Pablo ya está casado con Irene.





Tras triunfar en los teatros, llega a nuestras pantallas, avalada por el público, la divertida comedia dramática los miércoles no existen.

Primera película en solitario de su creador Peris Romano, conocido guionista de series como el misterio del tiempo, debutó como director con 8 citas (2008), lo curioso es que esta pieza teatral fue ideada como guion cinematográfico “lo escribí en 2012, pero me pilló la crisis y como no encontré productor, decidí hacer el montaje escénico como tráiler, andante para llamar la atención de las productoras”, parece consiguió su objetivo con creces “la película llega como consecuencia del triunfo de la obra. La situación se invirtió y los productores acudieron sin necesidad de llamarlos”, confiesa el director.


Primeramente deseo destacar dos cosas que me han parecido muy interesantes, primero unos créditos iniciales muy dinámicos donde se nos muestra la vida tan ajetreada que llevamos, lo segundo es,  la trama no es continua sino que posee saltos temporales, me parece muy brillante la forma que tiene el director de mostrarnos en que año estamos mediante carteles en la ciudad, en los bares, carteles de no  molestar, ......
  
Divertida, cómica, alegre, refrescante, inteligente, entretenida,  comedia dramática (dramedia), con una elegante puesta en escena,ambientada en una Madrid en crisis, que sirve de marco, para encuadrar unos personajes creados con inteligencia


“Las relaciones son como los ordenadores si no funcionan lo mejor es apagar y reiniciar”, frase que define la trama de una película, que gira en torno a las tormentosas relaciones sentimentales, de siete treintañeros en crisis que chocan entre sí, en busca del amor y la felicidad, aunque no siempre la consigan. 

Obra coral donde, sexo, amor, amistad, problemas de pareja, mentiras, cuernos, miedos, crear una familia, temas todos ellos tratados con gusto e inteligencia, ideados para reírnos de nosotros mismos, de nuestra experiencia, pues es fácil identificarse con las historias incluso con los personajes, una comedia con tonos dramáticos tratada de forma muy seria, que sabe dibujar una sonrisa en el rostro del espectador.

La música, es un personaje más de la historia, pues es usada a modo de diálogo o pensamiento interior, siendo el nexo de unión entre las diversas historias con canciones tan conocidas como bámbola, fiesta, truhan, se entremezclan con canciones actuales como No puedo vivir sin ti.



El reparto coral es impecable con unos diálogos frescos y una buena química entre ellos, María León, de breve a parición pero contundente como es ella pequeña pero matona, Alexandra Jiménez, intenta sacar adelante una familia con Eduardo Noriega, encarna a un mujeriego al que es difícil asentar la cabeza Inma Cuesta, una periodista renuncia a todo por conseguir ser reconocida en su trabajo y finalmente sentir la fustración de quedarse a las puertas, Andrea duro, estudiante hermana de Alexandra Jiménez tiene un affaire con Eduardo Noriega, solo dos actores proceden de la obra teatral Gorka Otxoa, un romántico empedernido en busca del amor brilla con luz propia  y William Miller, siendo éste último el que más me ha sorprendido gratamente, crea un personaje narcisista, que lo único que le importa, a priori es “darle lo suyo a las mujeres”.
  

Los miércoles no existen, es una dramedia nos muestra que las relaciones humanas son complicadas, con una puesta en escena muy elegante, unos diálogos frescos y un brillante reparto coral,  configuran un film digno de ser visionado en los cines, yo me divertí mucho y tú ¿A qué esperas?.
  








0 comentarios:

Gracias por tu comentario :)