EL BAILARÍN DEL DESIERTO





Título Original: Desert Dancer. Dirección: Richard Raymond.  País: Reino Unido Año: 2015. Duración: 98 min. Guion: Jon Crocker.  Género: Dramaromance, Biográfica.  Reparto:  Freida PintoReece RitchieNazanin BoniadiTom CullenMarama CorlettSimon KassianidesAkin GaziMakram KhouryDavood GhadamiTolga SaferMourad ZaouiNeet Mohan Música: Benjamin Wallfisch. Fotografía: Carlos Catalán. Estreno en España: 14 Agosto 2015. 


En el difícil clima político de Irán de 2009, Afshin Ghaffarian, apasionado del baile y la música, decide reunir a un grupo de jóvenes dispuestos a arriesgar sus vidas para conseguir su sueño. Mientras siguen los pasos de Gene Kelly y Michael Jackson, nace el amor entre Afshin y Elaleh (Freida Pinto). Juntos crean un grupo de baile clandestino con un solo objetivo: bailar delante de un público.



“Si has de bailar hazlo en lugar seguro”, parece mentira que en pleno Siglo XXI, una expresión artística, como el baile, esté prohibida en algunos países, me pregunto, ¿qué tipo de cultura desean promover esos países?, capaces de cortar la libertad de expresión de sus ciudadanos.

El bailarín del desierto, está basado en la historia real del bailarín y coreógrafo Iraní, Afshin Ghaffarian, actualmente exiliado en Francia y cuenta cómo el baile es capaz de traspasar fronteras, a través de la historia de un grupo de estudiantes que luchan por hacer su sueño realidad, bailar libremente frente a un público.


Richard Raymond más conocido como productor de cintas como Heartless (2009), se atreve a ponerse tras la cámara por primera vez, en una película que bebe del espiritú de Billy Elliot, aunque no de su tono, pues ésta nos traslada a un conflicto ideológico y político.

Tierna, entrañable, rebelde, todo un drama de protesta y superación personal, con momentos mágicos, como las estudiadas coreografías creadas por Akram Khan, prestigioso coreógrafo británico de danza internacional, sorprende porque mezcla, de manera natural, los principios de la danza contemporánea, con los ancestrales modos de la virtuosa danza Kathak, de la India, su estilo híbrido ha conseguido levantar ovaciones en medio mundo.


La película es una oda a la libertad de expresión, enseñándonos, como con tesón uno puede hacer realidad sus sueños, toca con pinceladas los problemas políticos de un país, para centrarse en la valentía de un hombre, capaz de enfrentarse a todo un régimen, en aras de un sueño.

Curiosamente la actuación más destacable, es la de la sugerente y bella actriz Hindú, Freida Pinto, cuya imponente presencia se impone en pantalla al actor principal Reece Ritchie, juntos intentaran restaurar la danza como arte escénico en un país donde está prohibido bailar.


Mención especial requiere la fotografía de Carlos Catalán, mostrándonos unas bellas imágenes del desierto y de los preciosos cielos iraníes.

El bailarín del desierto, es un drama reivindicativo, una oda a la liberta de expresión, en un mundo donde cualquier expresión artística debería estar bien vista, una película digna de ser vista tanto por sus hermosos bailes, como por el mensaje que transmite, NO DEJES DE SOÑAR.
  

   

0 comentarios:

Gracias por tu comentario :)