QUE DIOS NOS PERDONE




Director: Rodrigo Sorogoyen. Guión: Isabel Peña, Rodrigo Sorogoyen. País: España. Año: 2016. Género: Thriller policial. Interpretes: Roberto Álamo (Inspector Alfaro), Antonio de la Torre (Inspector Velarde), Ciro Miró (Gabriel), Rocío Muñoz Cabo (Juana), Josean Beongoetxea (Mariño), Teresa lozano, Mónica López. Fotografía: Alejandro de Pablo. Música: Oliver Arson. Producción: Tornasol Flms, Atresmedia Cine, Movistar Plus, Mistery productions. Distribución: Warner Bros España. Fecha de Estreno: 28 de Octubre 2016


En los últimos tiempos el cine español está proporcionándonos un gran número de thrillers, bajo el paraguas financiero de las grandes televisiones, construidos con la realidad nacional, junto a los códigos reconocibles del género norteamericano, me vienen a la memoria títulos como "Celda 211", "La isla mínima",  "Cien años de perdón","El desconocido" ,.......con esas mismas premisas, de la mano del director Rodrigo Sorogoyen, llega tras conquistar el Festival de San Sebastian y Sitges,"Que Dios nos perdone", un thriller intenso lleno de acción y misterio, donde Madrid y los actores Antonio de la Torre y Roberto Álamo son sus protagonistas.




La trama nos traslada al verano del 2011 en Madrid, en plena crisis, la ciudad se prepara para la visita del Papa Benedicto XVI, en un clima de agobio e indignación general.
Estas son las noticias que ocupan todos los periódicos e informativos, mientras en la ciudad ocurren muchas más cosas, por ejemplo, un asesino-violador de ancianas anda suelto, sus crímenes van de menos a más en una escalada de violencia y ensañamiento, llevando de cabeza al cuerpo de policía.
El caso recae en las espaldas de dos inspectores diametralmente opuestos, Velarde (Antonio de la Torre) y Alfaro (Roberto Álamo), el primero es metódico, reflexivo y silencioso debido a sus problemas de habla, el segundo es temperamental, impulsivo, agresivo, un volcán en erupción, ambos forman una pareja extraña pero bien avenida, cada uno con sus propios demonios personales.



Tras foguearse en la comedia romántica "8 citas"(2008) y el drama hiperrealista "Stockholm" (2013), el director madrileño, nos brinda su tercera película, "Que Dios nos perdone", su intención es clara: mostrar como el mundo del crimen intoxica incluso a los mismos que luchan contra él, gracias a un thriller hipnótico violento que va oscureciendo su atmósfera sin necesidad de efectismos, tan solo adentrándose con gran equilibrio tanto en los sórdidos detalles de la investigación no exenta de tensión, sudores, silencios como al introducirnos en el retrato de sus dos protagonistas espléndidamente interpretados por Antonio de la Torre, quien proporciona todo un recital interpretativo como de costumbre y el impactante Roberto del Álamo, ambos son el alma, la sangre y el temperamento de una película sombría que te coge y no te deja hasta el final.



Cine policiaco clásico, que no aporta nada nuevo al género, es una vuelta de tuerca más, sobre las buddy-movies, o sea a las relaciones y vínculos existentes entre compañeros, bajo la mirada de un Rodrigo Sorogoyen , impecable en la dirección de actores, es capaz de crear un melancólico juego de tensión, acción, amistad y relaciones personales, en un mundo cada vez menos humanizado, donde sus personajes buscan el perdón y la aceptación, que terminarán dándose cuenta de que la violencia NUNCA es pacificadora, no es resolutiva y nunca purifica, sin duda de lo mejor del cine nacional de este año.


             

0 comentarios:

Gracias por tu comentario :)