MI CASA EN PARIS


El director Israel Horovitz, se nutre de tres grandes actores para llevar a la gran pantalla su exitosa obra teatral , un drama sobre las segundas oportunidades que te otorga la vida.


Título original: My old lady. Dirigida : Israel Horovitz. Países: Reino Unido, Francia y USA,  Año: 2014. Duración: 107 min. Género: Comedia dramáticaromanceReparto: Kevin Kline (Mathias Gold), Maggie Smith (Mathilde Girard) , Kristin Scott Thomas (Chloé Girard), Dominique Pinon (Auguste Lefevre), Stéphane Freiss (Françoise Roy), Stéphane De Groodt (Philippe), Noémie Lvovsky (Dra. Florence Horovitz) . Guion: Israel Horovitz; basado en su obra. Música : Marc Orton. Fotografía : Michel Amathieu. Distribuidora: Golem. Estreno en España: 7 Agosto 2015. Calificación por edades: No recomendada para menores de 7 años.




Las leyes inmobiliarias francesas permiten que el arruinado protagonista de esta película amable, no pueda disponer, de la propiedad, que acaba de heredar de su fallecido padre, hasta que su inquilina fallezca, este es el punto de partida de Mi Casa en París, una comedia adulta, con grandes diálogos, adaptación de la novela teatral "My Old Lady" de Israel Horovitz ,que él mismo adapta a la gran pantalla.

Debut tardío de este director teatral y escritor norteamericano de 75 años, antes había rodado "3 weeks after paradise" (2002) mediometraje sobre sus impresiones y la de sus allegados sobre la tragedia del 11-S.

Como el propio Horovitz explica "alguien podía pensar que esta película es una comedia, pero a la mínima que profundizas ves su complejidad" "la vida no es comedia, ni tragedia. Es ambas cosas que se alternan a toda velocidad....."



Un Neoyorkino, llega a París , donde ha heredado una gran casa, esta herencia esta envenenada, pues una señora mayor vive con su hija como "viager" (venta aplazada de una casa mediante una renta vitalicia para el arrendatario) y según las leyes francesas no puede hacerse con la casa hasta que fallezca la inquilina.

Comedia dramática adulta, simpática, fresca y tierna, que nos habla sobre la herencia , el amor extramatrimonial y los secretos familiares, cimientos sobre los que se aposenta este entrañable relato de madurez, que nos habla sobre las segundas oportunidades.

El film parece simple en sus inicios, pero poco a poco cambia el tono, convirtiéndose en una trama turbulenta, enseñándonos como enfrentarnos a las dificultades cotidianas de la vida.



El director confiesa que hizo caso del consejo de su amigo Sidney Lumet "escoge a grandes actores y dejales trabajar", es ahí donde el talento indiscutible de estos tres grandes actores sale a relucir, sin duda uno de los principales atractivos de la película.

El trío de actores explota sus excelentes dotes para la comedia, aunque poco a poco avanza hacia registros más dramáticos, incluso hacia el romance, de unos personajes que comparten buena parte de su pasado aunque ellos lo desconocen, Kevin Kline,el heredero, Maggie Smith ,la habitante de la casa en cuestión y Kristin Scott Thomas la hija neurótica y beligerante de la habitante de la casa, llevan el peso de la película mostrando su gran versatilidad, tanto para la vis cómica como para el dramatismo, una película perfectamente construida alrededor de unos buenos diálogos.



Mi casa en París, es un drama pero también una historia de amor otoñal, con 3 actores brillantes como principal atractivo, sin descontar las bellas postales de la ciudad parisina, una película por la que vale la pena pagar una entrada de cine DISFRUTALA .

  


0 comentarios:

Gracias por tu comentario :)