KATHRYN BIGELOW: una directora de armas tomar

Kathryn Bigelow

Directora de cine, guionista y productora Estadounidense, nacida en California, concretamente en la ciudad de San Carlos, el 27 de Noviembre de 1951.
Hija de un directivo de una empresa de pinturas y una bibliotecaria. Estudió en la Universidad de Columbia, comenzó su carrera artística como pintora y algunas de sus obras fueron expuestas en el Whitney Museum  de Nueva York. Fue miembro del grupo radical Art and Language y editó la revista teórica Semiotext.
Estuvo casada con James Cameron desde 1989 hasta 1991, con él formó pareja artística en varias películas.
Antes de dedicarse al cine, fue agente de policía, lo que puede dar ciertas luces, del porque centra su carrera cinematográfica en el cine de acción, en todas sus ramas, bien sea bélico, futurista, thriller e incluso, de terror, pocos cineastas muestran la violencia como ella, aunque sus películas no siempre tuvieron el beneplácito de la crítica.

Hace un cine tan vibrante como comprometido, es una cronista del momento actual, mostrando algunos de los acontecimientos más incómodos y traumáticos de la historia reciente de los Estados Unidos, narrando siempre la historia desde dentro, mostrando su lado humano e introduciendo al espectador en la acción gracias sobre todo al brillante y potente uso de sus imágenes cámara en mano, siempre interesada en representar la violencia en el cine, usándolo como método de reflexión.

Debutó en 1982 con "The Loveless", codirigida junto a Monty Montgomery (ambos pertenecían a la escena alternativa, bohemia y experimental de Nueva York), violenta historia de motoristas macarras, protagonizada por Willem Dafoe influida por Kenneth Anger y en la que ya se apreciaba su interés por la estética y el elemento intelectual dentro de su trabajo, aunque se tratara de una película de género, no obtuvo un gran reconocimiento.

Empezó a obtener reconocimiento en 1987 llegaría su espaldarazo definitivo gracias a "Los viajeros de la noche", considerada por muchos como la mejor película de vampiros de la era moderna, introduciéndonos en la acción a través de un western diferente, se convirtió casi de manera inmediata en una película de culto.

En "Acero azul" (1989) abordó su primer gran personaje femenino contundente de su carrera, por su pasado podría tener algo de autobiográfico, describe a una de esas mujeres que, como ella, deben demostrar que son todavía más fuertes y poderosas que sus compañeros de trabajo, en un sector dominado por los hombres. La singular Jamie Lee Curtis se metía en la piel de una agente de policía que se veía sumergida en una espiral de violencia, así como en las contradicciones de su profesión en lo relativo al verdadero significado de la ley y de sus márgenes. 
Kathryn Bigelow - Le llamaban Bodhi
Con "Le llamaban Bodhi" (1991) tiene en el suspense y la intriga como elemento principal de la historia, con ella tuvo éxito tanto de crítica como de público. La película sobre surferos y atracos protagonizada por Keanu Reeves y Patrick Swayze,en lo mejor de sus carreras, convertida en película de culto, sobre todo por la capacidad de Bigelow no solo por rodar escenas de acción, llenas de persecuciones, atracos y saltos en paracaídas, sino por su instinto a la hora de describir el mito de la contracultura americana a través de la figura de un hombre, Bodhi, erigido como símbolo de la libertad dentro de una sociedad repleta de taras.

Si la naturaleza, las olas, la playa, constituían los principales elementos de su anterior película, en "Días extraños" (1995) una distopía apocalíptica, un thriller cyberpunk  que se inserta en el territorio de la noche y de las drogas sintéticas, retrato con elegancia el final del milenio en el que nadie necesita salir de casa, pues la tecnología nos la inyecta todo directo a la mente, a pesar de la decadencia del entorno descrito por Bigelow, se respiraba un halo romántico gracias al personaje que interpretaba Ralph Fiennes. 

A partir de ese momento la trayectoria de la directora se sumergió en una etapa confusa. La fallida "El peso del agua" (2000) un interesante thriller no muy valorado y la superproducción insatisfactoria con reparto de lujo "K-19: The Widowmaker "(2002), hasta que consiguió renacer de sus cenizas gracias al éxito inesperado y el reconocimiento de "En tierra hostil" (2008), que le proporcionaría seis Oscar de la Academia, entre ellos el de mejor película y mejor directora, convirtiéndose en la primera mujer en alcanzar ese galardón en la historia,  donde la guerra de Irak es el marco de un thriller tan tenso como asfixiante, escenario perfecto para crear un discurso antibelicista, visto desde el punto de vista de un soldado que forma parte de una unidad de artificieros en Iraq, nos expone la vulnerabilidad de los soldados, mostrando todas sus peligrosas adicciones.

"La hora más oscura" (Zero Dark Thirty) (2012), crónica político judicial, centrada en los atentados del 11-S, a través de la agente de la CIA, una brillante Jessica Chastain, otro de sus brillantes retratos femeninos, una mujer fuerte e inteligente debe demostrar que sus teorías sobre la situación de Bin laden son correctas, gracias a ella se realizó la detención del líder de Al-Qaeda,  su punto fuerte fue mostrar como la CIA está por encima del bien y del mal,  para ellos lo único importante es conseguir su objetivo.

Tanto en estas dos últimas como ahora Detroit, potente denuncia de las miserias racistas norteamericanas, poseen un punto en común, son crónicas de los acontecimientos más embarazosos de la historia americana, contado desde dentro, con una perspectiva intimista y global , sin tomar partido, eso ya lo hace el espectador, a través de una mirada incisiva y contundente, de una directora a la que no le importa mostrar lo peor del ser humano, con el fin de proporcionar al espectador una profunda reflexión de unos momentos puntuales de la era moderna.

0 comentarios:

Gracias por tu comentario :)