TARDE PARA LA IRA




Dirección: Raúl Arévalo. Guion: Raúl Arévalo, David Pulido. País: España. Año: 2016. Género: Drama. Duración: 92 min. Interpretada: Antonio de la Torre, Luis Callejo, Ruth Díaz, Manolo Solo, Alicia Rubio, Font Garcia. Fotografía: Arnau Valls Colomer. Música: Lucio Godoy. Distribución: E-One films. Estreno: 9 de Septiembre 2016.



El conocido actor Raúl Arévalo, se adentra con nota alta en el mundo de la dirección, con una deslumbrante opera prima, "Tarde para la irá", muy cuidada en todos sus aspectos técnicos, es digna de un director consagrado más que de un principiante, deleitándonos con una película muy ambiciosa, cine negro con mayúsculas, un drama con tintes de thriller, una road movie oscura e inquietante que no da tregua al espectador, una profunda reflexión sobre una obsesión que desemboca en una venganza a sangre fría y calculada.


Antonio de la Torre - Tarde para la ira
La trama nos sitúa en Madrid durante el mes de Agosto del 2007 y cuenta la historia de tres personas, Curro (Luis Callejo), encarcelado ocho años por el atraco a una joyería; su mujer Ana (Ruth Díaz), que espera su liberación, y un cliente del bar que ella regenta, José (Antonio de la Torre), que observa todo pacientemente mientras llega el momento de actuar.

"No sé lo que me siento más, si actor o director, pero mí pasión tiene que ver más con la dirección", comenta Raúl Arévalo quien escribe y dirige con mano experta esta ópera prima, tan desasosegaste como brillante, con una experiencia acumulada en 30 películas en su haber, ha podido aprender de los mejores como Alberto Rodríguez, cuya fantástica atmósfera creada nos recuerda a esa de "La isla mínima",  si sigue en esta línea pronto será uno de los cineastas españoles que darán mucho que hablar, su opera prima es una carta de presentación casi inmejorable.


Raúl Arévalo - Tarde para la ira
"Todos mis trabajos como intérprete me los he tomado, como un aprendizaje para dirigir. Por mi ilusión, mi pasión y mi sueño de dirigir una película, he luchado y lucharía lo q hiciera falta, pero es verdad q es difícil."
El guión q coescribe con David Pulido está lleno de suspense, dureza y crueldad, con un guión redondo dividido en tres fases bien dibujadas; el prólogo, con un ritmo vigoroso y dinámico capta la atención del espectador, es el origen de toda una película, a partir de ahí el ritmo se ralentiza para presentarnos a los personajes y una vez dibujados, el ritmo se vuelve frenético, trasportándonos en volandas a un brutal desenlace, ayudado por una banda sonora impone de verdad en los momentos de vorágine y tensión, lo que comienza como un drama con tonos románticos, se convierte en un thriller , una road movie, toda una venganza a sangre fría, muy dura, lleno de tensión y rabia desatada tras años de contención, que desemboca en toda una tragedia griega, que toca temas como el amor, la amistad, el compañerismo, pero sobretodo la venganza.

Raúl Arévalo un Gran DIRECTOR de actores
Uno de los puntos fuertes de la película es la gran dirección de actores llevada a cabo por su director, conocedor de la profesión, sabe lo que desea de unos actores, que nos proporcionan todo un recital de actuaciones, pero la sustentan un dúo de actores que proporcionan un tándem artístico que será difícil de olvidar , dos hombres q inician un camino de redención y venganza, el primero es Antonio de la Torre (JOSE), un ser destruido por la pérdida de su mujer y sus padres durante el atraco a una joyería, nos proporciona una actuación contenida pero ávida de desatar toda su rabia sobre los culpables, vuelve a darnos lecciones de actuación un actor q nunca falla y siempre raya a buen nivel, el segundo personaje es Luis Callejo (CURRO), tras pagar su deuda con la justicia intenta encontrar su lugar en la vida, lo q no sabe es que José le espera para impartir su propia justicia, este tándem está muy bien secundado por Ruth Díaz (Anna) quien le da vida, naturalidad y veracidad a una mujer afligida que busca donde agarrarse para salir de su triste situación, sin olvidar a Manolo Soto (Triana), quien en poco rato es capaz de ofuscar al tándem protagonista con su buen hacer, introduciendo un timbre de voz muy peculiar, llena de verdad su personaje.



La genial fotografía sucia, llena de tonos tierra, de Arnau Valls Colomer,  reconstruye un microcosmos proletario donde todos van tirando, creando esa atmósfera tan personal y asfixiante de la película, cuya estética nos recuerda a películas de corte clásico, lejos de la alta definición actual, ayudando a introducir aún más al espectador en el ambiente sórdido que se respira de la cinta.

Tarde para la ira, se construye bien desde la base, el guión, brillante,  simple en su idea es capaz de desarrollar una gran complejidad, creando una historia de personajes profundos, complejos y bien dibujados, con magníficas localizaciones y dirección artística que dan a la película una personalidad propia, una banda sonora a la altura y unos actores en estado de gracia, una sorpresa mayúscula, sin duda será una de las películas del año, solo me queda decir Raúl Arévalo no dejes tu pasión y dirige.



           

           

0 comentarios:

Gracias por tu comentario :)