ROGUE ONE: UNA HISTORIA DE STAR WARS


 Vuelve la rebelión, vuelve la esperanza, vuelve STAR WARS


Por fin llega a las salas la esperadísima ROGUE ONE: UNA HISTORIA DE STAR WARS, un nuevo tipo de película de STAR WARS, la primera sin sus famosos protagonistas, sin Skywalker, sin girar en torno a la fuerza, atrevida, audaz, bélica y arriesgada, se erige en el primer Spin-off de la saga galáctica y a la vez, es a el preludio del episodio IV, con un reparto internacional Diego Luna, Felicity Jones, Ben Mandelsohn, Donie Yan, Mads Mikkelsen, Forest Whitaker, ..... es definitivamente un punto de inflexión en la saga, esperemos siga por estos derroteros.

La acción de Rogue One, se sitúa aproximadamente dos décadas después del episodio III: La venganza de los Sith, donde los Jedis han desaparecido, la gente está perdiendo la fe pues esa idea que serán salvados por personas con un don especial se está desvaneciendo, debido a ello, las personas anónimas deben dar un paso adelante y convertirse en héroes si desean devolver la fe y la esperanza, e impedir que el mal domine el mundo.Este grupo de personas anónimas está liderado por Jyn Erso (Felicity Jones), una joven q tras ser detenida, se le da la oportunidad de redimirse uniéndose al ejército rebelde, convirtiéndola en toda una luchadora. 

  
Esperanza, esa es la palabra clave de esta película, después de perder la fe, cuando todo parecía irremediablemente perdido, la esperanza, nunca mejor dicho, vuelve a los corazones de los fans de la más exitosa saga de la historia del cine.
Pero vamos a lo importante, que significa la película; pues es ni más ni menos una historia que si debía de contarse, aunque algunos medios insistieron que este “spin off” de la saga era del todo innecesario y solo era una forma de alargar el sueño y la caja, se equivocaban, para quien no lo sepa un auténtico y genuino fan de “star wars” no es un fan cualquiera, necesita que el relato tenga contexto, sea coherente, serio, detallista, organizado y tenga continuidad y en este aspecto “Rogue One” roza la perfección pues posee un alto nivel de coherencia, narrativo, visual y tonal, con una estética visual muy cercana a la original, construida gracias a un guión narrativamente impecable, llevándote en volandas hasta su apoteósico y magnífico final, pues cuenta todo lo necesario, no deja cabos sueltos, el tono es oscuro y serio, aunque con momentos ligeros, un contraste que funciona perfectamente.
            

La película no forma parte de las siete películas que hasta ahora forma la saga de Star Wars, pero se acopla a ellas a las mil maravillas, pues explica el prólogo del capítulo IV, esas icónicas letras amarillas sobre fondo oscuro narraba una batalla en un periodo de guerra civil en la que un grupo de rebeldes había robado los planos de la más destructiva arma realizada por el imperio conocida con el nombre de Estrella de la muerte, pues bien Rogue ONE es la narración de esa batalla y el robo de los planos

Esta película, inicia una serie de relatos paralelos o Spin-off desligados solo en apariencia de Star Wars q Disney, compañía q tiene sus derechos demostrando los planes q tenía la compañía al adquirir Lucas FILMS  por más de 3000 millones de euros en 2012, tras anunciar una nueva trilogía de la q ya conocemos su primer capítulo "Star Wars: El despertar de la fuerza", y continuar con una serie de películas autónomas pero dependiente de la trama principal siendo esta la primera de ellas.


El cineasta británico Gareth Edwards ha sido el elegido para dirigirla, todo un especialista en la ciencia ficción en lo que supone su tercera incursión en el género tras "Monsters" y "Godzilla" (2014), frente a él un reparto internacional muy acertado, un grupo de buenos actores y alguna estrella emergente.

Como siempre es una historia de padres e hijos, de la eterna lucha del bien contra el mal, el protagonismo vuelve a ser femenino Jyn Erso: Felicity Jones, tal y como pasó en el episodio VII,  de J.J.Abrahams, Rey: Daisey Ridley, en esta la novedad es que el concepto colectivo acaba imponiéndose.
Algunas aportaciones son notables, como la del Samurai Zatoichi, el jedi invidente, aunque su constante invocación de la fuerza se hace repetitiva, el antiguo líder rebelde Saw Guerrera, interpretado por Forest Whitaker, ha creado su propio ejército de resistencia


El nuevo robot, convertido en compañero de aventuras, tiene menos recursos cómicos, le falta ese sentido del humor q también hacía C3PO y R2D2, q tienen su pequeño protagonismo convirtiéndose en los únicos personajes q salen en todas las películas, por ahora.

Gracias al gran trabajo digital, personajes como el fallecido Peter Cusing, da vida al gobernador Tarkin, así como en la batalla de Scarif salen el líder Rojo, el líder dorado y otras sorpresas q no pienso desvelar, todos ellos protagonistas de La Guerra de las Galaxias, pero no todo es color de rosa pues he echado a faltar esos títulos de apertura en donde se expone con letras y de forma breve el argumento, acompañada por su famosa melodía, para mí solo por ver y oir ese inicio, se me pone la piel de gallina , solo por eso ya vale la pena pagar una entrada de cine.

     
  
Como producto cinematográfico Rogue ONE, es impecable y honesta con lo q propone, contiene acción, heroísmo y emotividad, además los detalles están cuidados al máximo y la atmósfera creada por el director es 100% “star wars”, para gustar al gran público con más de 2 horas de entrenamiento galáctico , toda una agradable sorpresa. 



               

     



0 comentarios:

Gracias por tu comentario :)