MANCHESTER FRENTE AL MAR


Cuando la vida es Dolor y más dolor


MANCHESTER FRENTE AL MAR cuenta la historia de los Chandler, una familia de la clase obrera afincada en Massachusetts. Después del fallecimiento repentino de Joe (Kyle Chandler), el hermano mayor de Lee (Casey Affleck), este se convierte en el tutor legal de su sobrino (Lucas Hedges). De pronto, Lee se ve obligado a enfrentarse a un pasado trágico que le llevó a separarse de su esposa Randi (Michelle Williams) y de la comunidad en la que nació y creció.



"Mi corazón está roto para siempre", dolor y más dolor esto es lo que proporciona la última película de Keneth Lonergan "Manchester frente al mar", una de las favoritas a los Óscar con 6 nominaciones, de las pocas q puede ofuscar a "La la land " la gran favorita en todas las quinielas.
Estamos ante un drama mayúsculo , lleno de emoción y dolor contenido en el corazón de nuestro protagonista hay una herida tan brutal,  que ni el tiempo es capaz de cicatrizar, toda la película se construye desde ese trágico suceso q ningún critico debería desvelar, dejando q el espectador lo descubra por sí mismo y lo deje tan hecho polvo como a su protagonista, un formidable Casey Affkeck q sorprende, ha ido creciendo y que ingresa por méritos propios entre los grandes del cine.


La película nos lleva a Boston y retrata a Lee Chandler (Casey Affleck), un conserje-manitas que deambula a través de una existencia monótona, sacando la basura de otras personas y arreglando sus retretes atascados, se mudó a Boston para olvidar un trágico suceso y sufrir menos, una vez mostrada esa gris cotidianidad, se le comunica una noticia terrible: su hermano Joe ha muerto, este le nombra a título póstumo tutor de su hijo, Patrick, de 16 años, en ese momento, algo empieza a removerse en el enquistado conflicto de este. Convertirse en padre adoptivo es una responsabilidad que Lee quiere evitar porque, en realidad, todo cuanto quiere es huir de nuevo, porque quedarse en Manchester solo sirve revivir ese tortuoso pasado.

Keneth Lonergan con 3 títulos en su haber, durante 16 años de carrera,  juega sobre seguro mostrando historias en las q cree profundamente, donde la pérdida y el dolor son los temas principales a tratar por Lonergan, en sus dos películas anteriores, "Puedes contar conmigo" (2000) y "Margaret" (2011), de forma distinta en cada una de ella, en "Manchester frente al mar", habla de la necesidad de redimirse,  sobre las segundas oportunidades de la vida y como dejar atrás el peso de la culpa.

"Manchester frente al mar" es también una historia sobre lo difícil que es perdonar, no solo a los demás por hacernos daño sino también a nosotros mismos por hacerlo; sobre lo que significa ser padre, biológico o improvisado; y sobre lo importante que es tener a alguien al lado incluso cuando más queremos estar solos. 
Desde las escenas cotidianas y el movimiento emocional de sus personajes  LONERGAN de una forma elegante, respetuosa y comprensiva compone el retrato de la desolación y de esa sensación de culpa q solo el tiempo puede curar y a veces ni eso, como el caso que nos ocupa.

    
El guión es agudo y brillante, combina el drama más oscuro con toques ingeniosos de humor, dibujando una sonrisa en el rostro del espectador,  donde los personajes muchas a menudo ríen por no llorar, viven para sufrir, son las consecuencias naturales del trauma, mostrándonos el modo que los personas lidiamos con traumas que no desaparecerán.
La película apuesta por una narración no lineal, mostrando mediante flashbacks los tormentosos recuerdos de un pasado difícil de digerir, explicando por qué todo el mundo le mira la pasar y murmuran sobre él a sus espaldas,  por qué su matrimonio con Randi, una formidable Michelle Williams, se vino abajo y por qué, tras intentar suicidarse, concibe su vida como una reclusión a perpetuidad.

Lonergan no nos lo pone fácil, para empatizar con un personaje que no puede, no quiere, o no sabe expresar sus sentimientos, dándose a la bebida y a actuar de forma impulsiva e irracional, todo ese dolor se lo hecha a sus espaldas un Casey Affleck, ingresa con méritos propios entre los grandes, y nos sorprende y maravilla pues estábamos acostumbrados a verle en otro tipo de papeles, en una carrera desarrollada sobretodo en el cine independiente, aunque también ha pasado por el cine más comercial, apareciendo den títulos como la saga "Oceans Eleven", "adiós pequeña, adiós" (2007) e incluso en "Interestellar" (2014), tras ganar tanto el Globo de Oro como el BAFTA,al mejor actor, es el gran favorito a llevarse el Oscar.


Casey Affleck, con sus 41 años, parece haber llegado a la madurez interpretativa, con una actuación tan solvente como abrumadora, mostrando un dolor interior q el espectador puede sentir en todo momento, en el rostro de Affleck se percibe ese lastre del pasado, su condena, vivir con su dolor interior y refugiado en un silencio atronador.

"Manchester frente al mar", es un emotivo drama independiente, una película intimista, una historia cercana , profunda y emocionalmente compleja, que habla de la fragilidad del ser humano y requiere un enorme conocimiento del asunto a tratar, una vez visionada el espectador se preguntará si hay una solución posible para volver a vivir en paz con uno mismo, es  ahí donde la película juega sus cartas señalando q puede haberla a través de la interacción con sus seres más cercanos, sin duda una película que te hará pensar y te conmoverá,  dejándote una huella difícil de borrar, la huella del buen cine.



             

0 comentarios:

Gracias por tu comentario :)