EL CONTABLE



Christian Wolff (Affleck) es un erudito de las matemáticas que siente mayor afinidad por los números que por las personas. Bajo la tapadera de una gestoría de un pequeño pueblo trabaja como contable autónomo para varias de las organizaciones delictivas más peligrosas del mundo. Con el Departamento Jurídico del Ministerio de Hacienda dirigido por Ray King (J.K. Simmons) pisándole los talones, se hace cargo de un cliente legal: una vanguardista sociedad de robótica en la que una secretaria de contabilidad (Anna Kendrick) ha descubierto una discrepancia por importe de millones de dólares. A medida que Christian va examinando los libros de contabilidad y aproximándose a la verdad, el número de muertos empieza a aumentar.





El autismo es un trastorno psicológico, caracterizado por la intensa concentración de la persona en su propio mundo interior y la progresiva pérdida del contacto con la realidad exterior, en esta película, el director Gavin O´Connor convierte la enfermedad del personaje, en un superpoder, convirtiéndolo en una diferencia a su favor, creando una película que es una mixtura de géneros drama psicológico, thriller de acción con aire a titulo de superhéroes, creando un puzzle que se complica progresivamente, cuya única obsesión es que el espectador no consiga juntar todas las piezas hasta el final.

Maltratado psicológicamente en su infancia y entrenado estrictamente por un padre militar, Christian Wolff (Ben Affleck), es un erudito e inexpresivo matemático. Bajo la tapadera de una gestoría de un pequeño pueblo, gestiona las cuentas de importantes sociedades delictivas, una actividad absorbente, tras la que camufla su obsesión por el orden, su carácter asocial y una insaciable codicia.


Después de asumir la dirección de una patata caliente como fue "La venganza de Jane", obligado a tomar las riendas tras el abandono de Lynne Ramsey y salir con corrección del envite, ahora asume otro reto de igual calibre, al aceptar dirigir El contable, cuyo guión lleva años paseándose por diversos despachos de Hollywood sin ver la luz, seguramente por esa mixtura de géneros, antes comentada, pues empieza como un drama psicológico, para convertirse en una thriller de acción tan contundente como espero, para acabar derivando en una película de superhéroes hiperrealista y todo ello abordado con la estética y atmósfera de una cinta policiaca de los 70, salpicada con toques de humor.

El director construye la historia a través de una trama discontinua, no lineal, pues mediante flashbacks, salta en el tiempo, para dibujarnos la traumática niñez de su protagonista, convertido por obra de su implacable padre y una instrucción a la altura de cualquier academia militar, en una máquina de matar, capaz de enfrentarse sin aspavientos, a quien se ponga por delante sin importar el número.


La película muestra las dos caras del mismo personaje, por un lado es un tranquilo, callado y aburrido contable de día, mientras por el otro es un implacable, habilidoso y silencioso justiciero nocturno que trata de reconciliar su pasado con la persona que es ahora, mostrando una dualidad que en mayor o menor medida todos tenemos.

Su reparto coral es muy interesante, donde, Ben Affleck, está ante una de sus mejores trabajos, desde la contención, demuestra su madurez interpretativa, asentando a su personaje en la realidad y no en la exhibición gestual, dotándolo de cierta dimensión humana, Anna Kendrick, (dando la nota, Mr Roight) se aleja de sus trabajos normales, para demostrar que está lista para desarrollar papeles de mayor importancia, muy bien secundados por actores del calibre de J.K.Simons, John Ligthgow, Jeffrey Tambor o John Bernthal.


El contable es un thriller, para amantes del cine de acción, gracias a su look ochentero y a una atmósfera muy bien creada, nos introduce en una historia muy interesante que no dejas hasta el final, donde destaca el buen hacer de su protagonista Ben Affleck . Sinceramente ha sido toda una sorpresa para mí, pues hace mucho que no disfrutaba tanto con una cinta de acción que te recomiendo.


    


0 comentarios:

Gracias por tu comentario :)