CROUCHING TIGER, HIDDEN DRAGON: THE GREEN LEGEND





Hay películas que poseen una gran influencia en el cine, como el caso de "Tigre y Dragón", título que dio un giro al género de las artes marciales, en concreto al wuxia, gracias a fusionar las artes marciales dentro de una aventura épica, con tonos románticos, todo ello enmarcado en bellos parajes y preciosas luchas perfectamente coreografiadas, por todo ello obtuvo un gran éxito de crítica y público animando a directores de prestigio a realizar películas del mismo género, como Zhang Yimou con "Héroe" , "La casa de las dagas voladoras" o "La maldición de la flor dorada", Chen Kaige "La promesa",  Feng Xiaogang "The banquet" o Hou Hsiao-Hsien "The assasin", todas ellas deseaban dejar su huella dentro del género del wuxia, aunque no todas lo consiguieron, incluso algunas fueron decepcionantes.


Ahora se estrena la tardía secuela de "Tigre y Dragón", tras su estreno en los cines de toda China, llega a nuestras pantallas a través de Netflix "Crouching Tiger, Hidden Dragon: The green Legend",  título que combina la ética, el honor, la amistad, la tradición y las promesas, sin olvidar su alma mater, ósea, su gran belleza visual, sus contiendas excelentemente coreografiadas, esos enormes saltos marca de la casa y sobretodo su preciosa puesta en escena, haciendo de ella un título perfecto para disfrutar del cine de aventuras.

La trama se centra en Yu Shu Lien (Yeoh),  sale de su retiro para acudir a la llamada de la casa del Té, donde se guardaba la espada que empuñará Li Mu Bai, el destino verde. De allí intentan robarla dos jóvenes, cada uno con una intención bien distinta; Wei Fang (Harry Shum Jr.) la desea robar por encargo del malvado Hades Dei (Jason Scott Lee), que la desea por su gran poder, mientras que Snow Vase (Natasha Liu Bordizzo) que la desea para vengarse del tirano Hades Dei. Ambos son detenidos a tiempo, mientras el primero es encerrado en una celda, la segunda recibe el entrenamiento de la maestra Shu Lien, consciente de la gran amenaza de Hades Dai, acepta la ayuda del misterioso  Lobo solitario (Donnie Yen) que a su vez reúne un selecto grupo de luchadores: Flying Blade (Chris Pang), Thunder Fist (Woong Young Park), Silver Dart Shi (Ju Ju Chan) y Tortuga (Darryl Quon).


Dirigida por  el mítico Yuen Wooping, opta por una versión más clásica del wuxupian, creando un espectáculo de artes marciales mucho más puro, brillando por sus hermosas coreografías (con cable), muy bien estudiadas, brillando sobre todo cuando aparece en pantalla Donnie Yen, una de las estrellas del género, dándose entonces sus mejores momentos.


El gran fallo de su director, es no saber proporcionarle un ritmo tan ágil como sus coreografías, dotándola de un ritmo muy irregular, pero sobretodo le quita todo el romanticismo que tan buen sabor de boca dejo su predecesora, eso sí, posee una cuidada ambientación, una cálida fotografía  y un gran diseño de vestuario.

Dos escenas destacan por encima de todas: la primera, una épica pelea sobre el lago helado entre Lobo silencioso y Wei Fang, la segunda la batalla multitudinaria en la torre de hades Dai, en ambas destacan todas las virtudes antes mencionadas.

"Crouching Tiger, Hidden Dragon: The green legend", es una aventura épica, tan divertida como elegante, tan precisa en sus coreografías como preciosa en su ambientación, toda una oda a la vista, que hará las delicias a los amantes de las artes marciales, por la belleza plástica de sus peleas, cuyos fotogramas son simplemente pura poesía visual, sin embargo no tiene la originalidad de su predecesora, convirtiéndola en un divertido entretenimiento que por desgracia no dejará la huella de su predecesora la brillante "Tigre y Dragón" de Ang Lee.


  

0 comentarios:

Gracias por tu comentario :)