JULIETA






Julieta es la veinteava película de Almodóvar, una cinta negra,  llena de fatalidad y abandono, sin duda su película más dramática, llena de dolor, parca en palabras y emociones, donde las elipsis poseen un gran peso específico, todo un ejercicio de contención conmocionando al espectador que necesitará reposar el film, para saborearlo en todo su esplendor.

El dolor, por la muerte repentina del marido de Julieta, causa la separación, entre ella y su hija Antía, provocando un silencio de 30 años entre ambas.

El manchego deja de lado  ese cine, mezcla de humor y lágrimas, para proporcionarnos una historia contenida, dura, sin concesiones al exceso, un drama, donde el complejo de culpa, el abandono y el dolor por él causado, crean una cinta q es un deleite a la vista y una puñalada al corazón, destrozándotelo en mil pedazos como la foto de Julieta y Antía.

Una película cuyo primer título SILENCIO le iba como anillo al dedo, pues el silencio es el principal elemento que impulsa lo peor de cada personaje, el silencio de personas que no pueden compartir su dolor o el silencio de las personas que sufren el abandono, pero también el silencio domina la sala de cine una vez acabado este, donde el espectador abandona la misma con un nudo en el estómago.



Julieta posee todas las características del cine de Almodóvar: el drama como hilo argumental, la mujer como protagonista, perfecta dirección de actores, una gran dirección artística cuya estética nos evoca a los 70, una BSO preciosa con una canción que asocias a cada película.

Julieta es una de esas cintas q debes dejar reposar, e irla analizando poco a poco para asimilar su contenido, su mensaje, para procesar su dolor, su angustia, una oda  al desanimo, a la tristeza muy bien expresada por un reparto coral lleno de caras nuevas y refrescantes en el mundo de Almodóvar, un director, que capta como pocos el drama.
Posee un tono narrativo distinto al q nos tiene acostumbrados, pero aunque la forma cambie, el fondo y su estética no, fiel siempre al estilo que le ha convertido en uno de los grandes directores nacionales.

Si por algo destaca el manchego en sus 20 películas, es por el perfecto retrato realizado a la mujer o mejor dicho al universo femenino, mostrando a la mujer libre, dura, autónoma, luchadora, un perfecto retratista de los conflictos femeninos, sobretodo familiares o sea entre madre, hija, abuela, por ello en Julieta encontramos la esencia de cintas como VOLVER, la flor de mi secreto, TACONES LEJANOS, hable con ella, TODO SOBRE MI MADRE.

Los Cameos siempre presentes en su cine, ha sabido ceder espacio en la pantalla a sus amigos, en este caso al diseñador David Delfin, Bimba Bosé, a su actual pareja Charlie Centa, Elena Benaroch, aunque si hay uno q nunca falla es el de su hermano Agustín y como no Rosi de Palma saliéndose de su zona de confort, la femme fatal, nos proporciona una actuación estelar.

La música es fundamental en su cine, donde se luce con una BSO, dulce y desgarradora donde el saxo y los platillos ahondan más aún, en un drama emocional, para emociones la canción de la desaparecida Chavela Vargas SI NO TE VAS, única melodía q suena en el film y lo baña de tristeza, dolor y melancolía.

La cocina y la gastronomía siempre presentes en su universo, que llena de cotidianidad, aquí lo llena de sabor y aroma con nuestras mejores gastronomías la madrileña, la andaluza y la gallega, donde el estado se animo de sus personajes se refleja en la comida.

Su Madrid también posee un papel destacado, aunque esta sea sin duda su cinta más viajera Galicia, Andalucía, Pirineos e incluso Suiza adquieren importancia.
Almodóvar, arriesga al hacer coincidir a dos mujeres de escaso parecido físico para el papel de Julieta, pero acierta pues el espectador nunca pone en duda que ambas son la misma persona, EMMA SUÁREZ es la Julieta actual, cuya vida está marcada por la fatalidad y el azar, proporciona un brillante trabajo, para brillante está una vez más ADRIANA UGARTE,  la Julieta de los 80, una mujer lanzada, sin prejuicios, conoce el amor, la muerte y el abandono, ambas brillan en un trabajo brillante de contención dramática, cuyas replicas se la proporciona un elenco de actores que también brillan bajo la gran dirección Pedro, como INMA CUESTA (ava) una escultora solida como su obra, fiel e infiel a la vez, guapa y emocional, un trabajo q se sale de su zona de confort la comedia romántica, DANIEL GRAO (xoan) un pescador, el amor de juventud de Julieta, padre de Antía, en un papel bien dibujado, muy complejo e ingrato.

Los decorados, poseen siempre una estética muy personal, una muy cuidada dirección artística, donde libros, cuadros, pósters, esculturas nada está puesto al azar, todo posee un motivo, donde los rojos y azules dominan sus planos el azul simboliza los sentimientos, la empatía, la confianza, la fidelidad y la eternidad mientras el rojo es el deseo, la pasión, como el brillante principio donde los pliegues de un vestido rojo forman una vagina.

Contar en hora y media lo transcurrido en 25 años necesita de un gran trabajo de guión, pero sobretodo de, montaje pues obliga a cortar todo lo innecesario con la precisión de un cirujano, además complicada por ser historia contada en elipsis temporal.
Pedro usa el monólogo para q la trama avance en varios momentos donde los personajes no muestran, narran.

Julieta es un drama seco, parco en palabras y emociones, rico en silencio y dolor contenido, una historia de personajes, de mujeres, duras, que deben plantar cara a la adversidad, todo ello Pedro Almodóvar, lo mezcla, en un coctel perfecto que agita el corazón del espectador, llenando su boca de una dulzura amarga, mostrando tanto la fragilidad como la dureza del ser humano.
  


         

0 comentarios:

Gracias por tu comentario :)