DEUDA DE HONOR



Película: Deuda de honor. Título original: The homesman. Dirección: Tommy Lee Jones. Países: USA y FranciaAño: 2014. Duración: 122 min. Género: DramawesternReparto: Tommy Lee Jones, Hilary Swank, Grace Gummer, Miranda Otto, Meryl Streep, William Fichtner, David Dencik, John Lithgow, Timm Blake Nelson, James Spader, Hailee Steinfeld. Guion: Tommy Lee Jones, Kieran Fitzgerald y Wesley A. Oliver; basado en la novela de Glendon Swarthout. Música: Marco Beltrami. Distribuidora: Vertice Cine. Estreno en España: 13 Noviembre 2015.
 

Nebraska, 1855. Oeste Americano. Mary Bee Cuddy (Hilary Swank), 31 años, lleva una solitaria vida en una lejana localidad del medio oeste, cuando la Iglesia la elige para llevar de regreso al mundo civilizado a tres mujeres que han perdido la razón. Para ello, cuenta con la ayuda de Briggs (Tommy Lee Jones), un delincuente al que salva de la horca con la condición de que la acompañe en el trayecto. Juntos emprenden este largo y peligroso viaje a través del desierto, desde Nebraska hasta Iowa, un camino en el que tendrán que enfrentarse a todos los peligros de la frontera, luchar contra las inclemencias del tiempo y protegerse de asaltantes e indios.
  

Si hay un género cinematográfico típico Americano, ese es el Western, películas cuya acción se sitúa en la exploración y desarrollo del territorio Occidental de Estados Unidos, cuyos indómitos e inexplorados territorios, estaban bajo la amenaza de Indios, bandidos y forajidos. Después fue evolucionando hacia un aspecto más psicológico enfrentando a sus personajes, llenando la pantalla de polvo, sangre, whisky.......

Por desgracia el Western fue desapareciendo poco a poco de nuestras salas, últimamente ha surgido una voluntad por recuperarlo y el género clásico  ha ido dando paso a subgéneros, como el Western Crepuscular llevándolo a terrenos más oscuros, originado por el brillante film “Sin Perdón” de Clint Eastwood o “Valor de Ley” de los Hermanos Cohen, en esa línea se encuentra DEUDA DE HONOR, presentada en el pasado festival de Cannes, donde cosechó grandes elogios.


Cuenta la historia de 3 mujeres q en 1855 atraviesan Nebraska en una carreta, porque las duras condiciones del salvaje Oeste las han llevado a la locura, y sus maridos ya no pueden cuidar de ellas, ante el egoísmo y la cobardía de los líderes de la comunidad la responsabilidad de guiarlas recae sobre, una joven valiente y soltera Mary Bee Codee (Hilary Swank), ayudada por Josh Bricks (Tommy Lee Jones), ambos serán los responsables de llevarlas, cruzando el rio y un sinfín de obstáculos hasta Iowa junto a sus familias.

Es un Western fronterizo oscuro, desarrollado en un entorno hostil, duro, sucio y ruin, donde el honor era incompatible con la supervivencia y la palabra no tenía mucho peso, posee tres grandes protagonistas, dos seres humanos y un paisaje, el del Oeste  Americano, un entorno duro muy bien recreado, gracias a una atmósfera emocional seca y arisca.


Una historia psicológica, de personajes, héroes anónimos, en el ocaso de sus vidas, donde el recorrido no es por el afán de descubrimiento, sino por la supervivencia y superación personal, un viaje tan físico como emocional.

Los personajes son:  Mary Bee Cody (Hilary Swank), una mujer valiente q posee tierras, dinero ahorrado e ilusiones de futuro, obsesionada con casarse y Josh Breeks (Tommy Lee Jones)  un don nadie, un desertor de todo, una persona sin rumbo fijo, sin ilusiones, irrumpe de manera involuntaria en el trayecto de las mujeres, tras ser salvado de una muerte segura por Mary contrae una deuda de honor con ella, comprometiéndose a ayudarlas en su travesía a cambio de ser liberado de una muerte segura.

Ambos realizan una odisea desde el Oeste más bruto e inhóspito al Este civilizado, les seguimos por un camino cada vez más oscuro, más trágico y tenebroso, un viaje de supervivencia, redención e introspección, lleno de contrastes, de Oeste a Este, de polvo y nieve, de frío y calor, por una tierra desértica, yerma, repleta de peligros y obstáculos difíciles de sortear, donde las huellas del carruaje en la arena del árido desierto, marcan el camino hacia la perdición y la desesperanza, donde los personajes hacen grandes esfuerzos por conservar un ápice de humanidad y compasión. 


Dirigida y escrita por Tommy Lee Jones, cuenta una historia valiente, seca, dura, de parcos diálogos y mucha expresividad, dibujando perfectamente unos personajes en un lienzo de gran belleza donde los grandes paisajes son protagonistas, gracias a una fotografía cálida que sabe aprovechar la luminosidad proporcionada por la luz natural y encuadres muy estudiados, como si cada fotograma fuese un cuadro de perfecta composición, mostrando un oeste desolador, sin vida, ayudado por una inquietante partitura musical, todo ello para mostrar una atmósfera desolada.

Tras debutar como director con el sobresaliente western fronterizo, “los tres entierros de Melquiades Estrada” (2005) demuestra ahora, q aquella obra no fue cuestión de azar, sino de talento, pisando fuerte sobre un terreno que conoce y en el que se siente cómodo, el del Western, nos muestra un cine inteligente, sensible, audaz, dotado de gran personalidad, retrata lo q le preocupa e inquieta: la condición humana, mostrando sus luces y sombras, para ello se vale de un recurso habitual en el western, el viaje, físico, vital, en un camino donde planea la alargada sombra de la derrota, en “Deuda de Honor” la frontera no la marca el territorio sino los personajes, sus protagonistas se mueven entre la cordura y la locura y se convierte en cine denuncia al maltrato a la mujer, mostrándonos el efecto llamado “locura de las praderas”, afectados por las duras condiciones de vida y el aislamiento muchos sucumbieron a un colapso mental, John Ford la mostró en una secuencia inolvidables de CENTAUROS DEL DESIERTO 1956, a la q Tommy Lee Jones rinde homenaje.



Protagonizada por un reparto magnífico donde destacan, Tommy Lee Jones, encarnando a un hombre derrotado, cuya vida va hacia la nada, al que le dan una segunda oportunidad y se agarra a ella, con esperanza y entereza, acatando la deuda de honor q adquiere al ser liberado de la horca por una Hilary Swank, estupenda, en lo q es su mejor trabajo desde "Million Dolar Baby", marcada por la soltería prolongada, ella es la luz en este oscuro viaje, encarna la esperanza y la fe en un mañana mejor.


En conclusión “Deuda de honor” es un western crepuscular, oscuro, inhóspito, narra un viaje de redención, por una tierra tan bella como peligrosa, una mirada melancólicas sobre las dura mujeres del Oeste, así como denunciar el maltrato a la mujer, título muy cuidado por su director, un Tommy Lee Jones, que demuestra dominar este difícil género cinematográfico, el western, que parece surgir de nuevo con fuerza, seguro que títulos como este ayudan a volver a instaurarlo en nuestras salas, además se apoya en dos grandes interpretaciones, la suya propia y la de una Hilary Swank, que demuestra ser una actriz tan versátil como eficaz, una película que deja huella en el espectador por su dureza, contundencia y belleza estética, imprescindible para los amantes del buen cine de autor.




 

0 comentarios:

Gracias por tu comentario :)