LA PROMESA





Título Original: Une promesse (A promise). Película: Hablar. Dirección: Patrice Leconte.  País: FranciaAño: 2013 Duración: 95 min. Género: Drama RománticoInterpretación:  Rebecca Hall, Alan Rickman, Richard Madden, Maggie Steed, Christelle Cornil, Shanon Tarbet, Toby Murray, Jean-Louis Sbille, Jonathan Swandon.  Guion: Patrice Leconte, Jérôme Tonnerre (Novela: Stefan Zweig)Producción: Fideélité Films / Scope Pictures. Música: Gabriel Yared. Fotografía: Eduard Serra. Web Oficial: http://www.wildbunch.biz/films/a_promise

Alemania, 1912. Un graduado de extracción humilde acepta una plaza como oficinista en una acerería. Impresionado por su trabajo, el envejecido dueño lo contrato como secretario privado. Con la salud afectada, el propietario se ve confinado en su casa, adonde el joven se traslada para continuar su labor. Allí conoce a la esposa del dueño, mujer joven, bella y reservada.
Con el tiempo, el joven se enamora apasionadamente pero no se atreve a revelar sus sentimientos. En esta agobiante casa burguesa se genera una intriga romántica, todo miradas y silencios, sin una sola palabra o gesto de amor.
Cuando el dueño manifiesta que va a mandar al secretario a que supervise sus minas mejicanas, la reacción de la afligida esposa evidencia al joven que también ella se ha enamorado secretamente, un amor que no puede expresar en presencia de su marido enfermo. Pero le hace una promesa: cuando regrese, dentro de dos años, se entregará a él.
Separados por un océano, ¿sobrevivirá el amor al brutal paso del tiempo?





Rodada con gran delicadeza, su director Patrice Laconte, nos proporciona una apasionada historia de amor prohibido, un amor secreto, un peligroso triángulo amoroso, con unos personajes muy bien retratados donde el amor se pone a prueba, ¿podrá sobreponerse a la distancia y el tiempo?

Seguramente, esa misma pregunta, fue la que sedujo al director, Patrice Laconte para volver a sumergirse en los sentimientos de sus protagonistas, para acabar transmitiendo un mensaje positivo al espectador, dos de los rasgos característicos de su filmografía, Patrice, dirige con firmeza y gran sensibilidad, una historia de pasiones contenidas, enseñándonos como el amor mueve el mundo, “parece que Guerlain, hizo este perfume, especialmente para usted”.


Aunque posee los elementos típicos de la obra de Nicholas Sparks, amor secreto, deseo, cartas,…., se trata de la adaptación realizada por Jérôme Tonnerre, sobre de la novela escrita por Stefan Zweig “viaje al pasado”, su fuerza estriba en describir lo esencial, el amor prohibido y secreto entre unos personajes muy bien dibujados, cuyo única licencia ha sido modificar el final creado por Zweig.

“No puedes irte porque no puedo vivir sin ti”. Melodrama para amantes del Romanticismo, sensual, intensa, inolvidable, delicada, conmovedora; sensual, porque de eso va todo: el deseo de los amantes, amar sin saber si hay posibilidad de ser correspondido, soñar sin ser capaz de expresar el sueño, inolvidable, por su precisión para transmitir las vertiginosas sensaciones de la historia, intensa por la fuerza de las imágenes sobre todo cuando se centra en los jóvenes amantes, conmovedora, pues es imposible no enternecerse con la pareja y su forma de mostrar sus sentimientos sin mostrarlos.

La pareja protagonista rebosa dulzura e inocencia, llevándonos en volandas a una historia tan tierna como sencilla, nunca simple, donde el lenguaje no verbal es absolutamente protagonista, pues un gesto, un roce, una mirada, son suficientes para avivar la llama de un amor secreto, bien captado por su director.


El espectador es cómplice del romance, a medida que la trama evoluciona, nota como la semilla del amor, va arraigando fuerte entre ambos, aunque ninguno reúne la fuerza o el valor, para desvelar sus sentimientos, estos se hacen tan evidentes para el espectador como al marido, creciendo la tensión entre ellos, aunque nunca con palabras, sino con gestos y miradas, tan demoledoras como fulminantes.

Hay muchas escenas a destacar, no sabría quedarme con una, por la gran fuerza, sensualidad y delicadeza, tales que parecen rodadas por una mujer, como ejemplo resaltar , la escena que el joven amante se pone a tocar las teclas y a oler el piano que justamente ella había tocado con tanta delicadeza, o la escena del teatro donde ella le da los prismáticos para ver la obra pero él los usas para observar su esbelto cuello, o cuando recoge las piezas del puzle del suelo y él aprovecha para tocar su pierna, con sensualidad y dulzura,…… .


Todas ellas son escenas con mucha fuerza, erotismo, sensualidad y elegancia, siendo las escenas donde se construye la relación prohibida de los protagonistas cuando ésta adquiere su máximo esplendor, embelesando al espectador, lamentablemente esa fuerza se diluye como un azucarillo cuando la cámara se aleja de la pareja mostrándonos su entorno.

La promesa, es una pieza sutil, que nos habla sobre, el amor, aunque no uno cualquiera, sino del amor verdadero un amor “bigger tan life” (mayor que la vida), el deseo, la lealtad, los secretos y el miedo a ser descubiertos.

El trío protagonista sostiene este sólido melodrama, Rebecca Hall, (Lotte), sabe mostrar sus emociones a flor de piel, encarna a una sofisticada, elegante, delicada, divertida y atractiva, dama que a pesar de su sincero cariño que procesa a su marido acaba por sucumbir a los encantos de Richard Madden, (Friedrich), quien encarna a un joven, humilde e inteligente licenciado, absolutamente enamorado de Lotte, a pesar de la lealtad que procesa a su jefe, un Allan Rickman, (Karl) que brilla por encima de todos, cuyas miradas son absolutamente demoledoras, haciendo honor al dicho, si las miradas matasen….. .

Los planos son cercanos, pues importan los personajes, su historia y sus sentimientos, la fotografía es cálida y luminosa, la ambientación brillante tanto en sus logrados decorados como en su elegante vestuario, por lo tanto es una película muy cuidada.


La promesa, un melodrama para amantes del cine romántico, centrándose en los sentimientos, de unos personajes, que muestran sus sentimientos, mediante un lenguaje no verbal, creando secuencias muy potentes, demostrando que el amor cuando es verdadero, es capaz de sortear todos los escollos que la vida le pone por delante.






0 comentarios:

Gracias por tu comentario :)