LA BRUJA



El horror tuvo que ser así



                          Película: La bruja (The Witch). Dirección y Guión: Robert Eggers. Paises: CÁNADA/ USA. Año: 2014. Duración: 90 min. . Género: Terror.   Reparto: Anya Taylor-Joy, Ralph Ineson, Kate Dickie, Harvey Scrimshaw, Ellie Grainger, Lucas Dawson.  Música: Mark Korben. Distribuidora: Universal Pictures 

  



      
 

Nueva Inglaterra, 1630. Ante la amenaza de ser repudiado por su iglesia, un granjero inglés decide abandonar el pueblo y establecerse en plena naturaleza con su esposa y cinco hijos, en medio de un inhóspito bosque donde habita algo maléfico y desconocido. Enseguida empiezan a pasar cosas extrañas: los animales se vuelven agresivos, la cosecha no prospera, uno de los niños desaparece mientras que otro parece estar poseído por un espíritu maléfico…

Las sospechas y la paranoia aumentan, y la familia acusa de brujería a Thomasin, la hija adolescente, algo que ella niega rotundamente. Las circunstancias empeoran, y la fe, lealtad y afecto de los miembros de la familia son puestos a prueba de manera inimaginable.

    


 

Tras ganar el premio al mejor director, en el Festival de Sundance, inaugurar oficialmente la 48ª edición del Festival de Sitges y hacer un recorrido triunfal por los Festivales de medio mundo, donde ha sido aclamada por crítica y público, por fin, llega a nuestras pantallas "La bruja", película de corte independiente, un cuento de hadas tan oscuro como fantástico que se erige en una pequeña joya del cine, tan mágica como macabra, que por desgracia no será apreciada por todo el mundo, pues se la ha etiquetado como cine de terror y lo único de terror que tiene es su temática, la brujería,  pero tratada de forma muy diferente al cine de terror, disfrutarás, sino esperas ver cine de terror al uso.


Narra la historia de William (Ralph Ineson) padre de familia, expulsado de una comunidad profundamente pura y casta, por diferencias religiosas, pues cree en la ley del señor bajo cualquier concepto y desea criar a sus hijos como niños temerosos de Dios. Una vez expulsados William, su mujer Katherine (Kate Dickie) y sus cinco hijos, encuentran su lugar en una pequeña granja cercana a un bosque. La familia vive de la caza, pues los cultivos no crecen en la zona, para complicar esta difícil adaptación, el bebe de la familia desaparece misteriosamente, estando a cargo de la hija mayor Thomassin (Anya Taylor-Joy), pues desconocen que la granja esta en territorio de brujas.

Curiosamente en cine,  hay pocos ejemplos, de películas que traten la temática de las brujas y brujería en sus épocas iniciales, lo que hace de este título, una obra singular, donde se reconstruye un caso típico de brujería y posesión en la puritana Nueva Inglaterra del S. XVII,  recrea con mucho detalle la época previa a los juicios de las brujas de Salom de 1692.

En realidad la cinta nos adentra en el origen de las raíces de la ética  y la moral de nuestra sociedad, donde la familia de Tomashin, se enfrenta a su propia ignorancia, usando la brujería para esconder los miedos y temores, típicos de unos padres que ven como su hija se hace mayor y como ese despertar sexual afecta a sus hermanos, esos cambios físicos se ven como una maldición sobrenatural para los demás, siendo este el verdadero motor de la película.


Dirigida por Robert Eggers, tras diseñar vestuario y arte en varias películas y dirigir varios cortos, nos brinda su primer largometraje "la bruja" y lo rueda en aspecto comprimido, 1:66:1, tal y como lo hacía Kubrick, ayudando a resaltar la claustrofobia en los espacios interiores.

El director abraza lo fantástico sin usar los recursos habituales del género, a saber, cámara en mano, sustos, gritos, subir el volumen de la música,..... para crear una tensión, que se construye a través de la paranoia familiar, de una atmósfera sutil, claustrofóbica y opresiva, ayudándose del halo de misterio oscuro alrededor de la granja.

Se nota su pasado como diseñador de arte, pues todos los detalles están, perfectamente estudiados y cuidados, el vestuario esta cosido y tejido a mano, la arquitectura es la típica de la época, se usan las mismas técnicas de cultivo , hasta utiliza diálogos y expresiones en Inglés antiguo, todo ello con el afán de introducir al espectador en una ventana abierta al pasado, situándolo en  plena era colonial Americana, gracias a una fotografía brumosa, tenebrosa, que se sirve únicamente de luz natural o la artificial disponible en la época, las velas, para adentrarnos en una ambientación oscura y sobrenatural, donde cada plano esta tratado como si de un cuadro se tratase, inspirándose claramente en la Escuela Holandesa, principalmente en Vermeer y en los tenebristas como Goya.

   

La joven actriz debutante Anya Taylor-Joy, lleva todo el peso de la película a sus espaldas, dando toda una lección, construyendo un personaje muy complicado, lleno de matices, ella destaca sobre todo el elenco de actores que saben darle la replica adecuada.


La bruja es una cinta independiente, donde la tensión se nutre de caminos nuevos para mostrar el lado más oscuro del ser humano, eso se agradece y embruja al espectador con elegancia y sutileza, una buena película fantástica de temática sobrenatural que cautiva al espectador con su planteamiento, por desgracia, decae en su desarrollo final, una lástima porque pudo ser magistral, disfrutarás siempre y cuando no desees ver una película de terror.





0 comentarios:

Gracias por tu comentario :)