EVEREST


Tras una excelente ambientación y fotografía, se haya una aventura con tonos dramáticos que te deja congelado en el asiento . BRILLANTE  #Everest


Película: Everest. Dirección: Baltasar KormákurPaíses: USA y Reino UnidoAño: 2015.Duración: 121 min. Género: DramathrillerReparto: Jason ClarkeJosh Brolin, Keira Knightley, John HawkesJake Gyllenhaal, Sam Worthington, Martin Henderson, Emily WatsonMichael Kelly, Thomas M. Wright. Guion: Mark Medoff y Simon Beaufoy. Música:Dario Marianelli. Distribuidora: Universal Pictures International SpainEstreno en España: 18 Septiembre 2015. Calificación por edades: No recomendada para menores de 12 años.



“Es doloroso, peligroso, destroza relaciones y os está costando una fortuna, perdonad pero os he de hacer una pregunta ¿Por qué? “, es la pregunta que el periodista John Krakauer, realizó al grupo en 1996 y es la misma pregunta que Everest traslada al espectador, siendo esa cuestión, el alma de la película.

Espectacular aventura con tintes dramáticos, realista, angustiosa, brillante, espectacular, original, épica, nos muestra el espíritu de superación, como afrontar retos, a perseguir tus sueños, la capacidad de sufrimiento del ser humano, la supervivencia extrema, el dolor, el trabajo en equipo y como no, la tragedia.
“No es la montaña la que conquistamos, sino a nosotros mismos” (Edmund Hillary) buscan la cima para sentirse más vivos, conocerse a sí mismos y donde están sus límites, al menos es la respuesta que doy a la pregunta planteada.
Everest es un relato intimista, real, sin artificios, sin un protagonista principal, tanto te introduces en el caos que muchas veces es difícil distinguir a los personajes.


Un cartero Inglés Doug Hansen, tras un fallido intento de coronar el Everest, desea volver a intentarlo de la mano de un guía profesional Rob Hall, en la expedición iban otros 7 clientes montañeros con experiencia y un par más de guías expertos, eran los primeros casos de ascenso comercial a la cima del Everest y la lucha de dos guías expertos por posicionar mejor su empresa, mientras Rob Hall crea Adventure Consultants, Scott Fischer crea Mountain Madness.
Ambos se encuentran en el campamento base con sus respectivos equipos con la intención de coronar el mismo día, 10 de mayo de 1996, pero tras coronar la cima con éxito, el descenso se complica debido a varios factores, las inclemencias del tiempo, decisiones controvertidas, provocadas por la competitividad, el dinero en juego, la supremacía mediática, hicieron de esta expedición una de las más controvertidas de la historia.

Es el proyecto más ambicioso, del director islándes Baltasar Kormákur, (contraband, 2 guns) nos mostró una historia de interés humano en “Lo profundo”, una sorprendente epopeya, de un pescador islandés, que de manera milagrosa, sobrevive a un naufragio en condiciones extremas, lo filmó en el medio del mar, rehuyendo de cualquier artificio para dotarla de gran naturalidad cosa que consigue.
Kormákur sabe reproducir en imágenes, todos los factores que forman parte de la película, la superación personal, el compañerismo, la competitividad, el riesgo inherente en la ascensión y como el ser humano es capaz de enfrentarse a situaciones límites.


Hace un gran uso del plano aéreo con la intención de ver lo insignificante del ser humano frente a la inmensidad de la montaña, mostrando todo el drama, el enorme desafío que supone la ascensión y sobre todo la inmensidad de los desastres naturales.

El cine a lo largo de su historia ha sabido mostrar en numerables ocasiones el drama ocasionado por la montaña y sus desastres naturales, con películas como Fuerza Mayor de Robert Östlund, donde una avalancha pone a prueba los lazos familiares, Tocando el Vacío de Kevin Mc Donald, también basada en hechos reales sabe captar como pocas la esencia de la montaña, cuenta la odisea de  Joe Simpson en una expedición a los Andes Peruanos, donde absolutamente todo salió mal, aunque tiene un final feliz,  Límite Vertical de Martin Campbell, Máximo Riesgo de Renny Harlin, donde Sylvester Stallone ha de saltar y escalar, mientras huía de unos criminales interesados en un botín perdido.


Solos delante de la imponente montaña, que sin duda es un personaje más, compartiendo cartel con un magnífico reparto coral encabezado por Jason Clarke, Josh Brolin, Jake Gyllenhaal y sobre todo Michael Henderson.
Jason Clarke (Rob Hall), el nuevo John Connor en Terminator Génesis, el líder de la expedición, tenía la responsabilidad de bajar al equipo con vida, por lo que estaba obsesionado con tenerlo todo bajo control, las cuerdas correctas, el oxígeno,….. Tenía pugnas constantes con Jake Gyllenhall (Scott Fischer) aunque ambos compartían el mismo hobbie y pasión por la montaña éste no era tan metódico

La montaña, es un monumental personaje, hasta que decide romper su silencio, realizándolo de una manera atronadora, haciendo añicos la ambición humana.

El equipo de la película subió hasta el memorial y el campo base del Everest donde rodaron en circunstancias extremas, a 40 grados bajo cero, aunque también rodaron en el estudio Pinewood de Inglaterra, en dos estudios, mientras el primero simulaba la cumbre del Everest, el segundo era la tienda de campaña del campamento base, donde tuvieron que usar la misma ropa del Everest pero estando a 26 grados, conociendo esto debo decir que la ambientación es perfecta y la fotografía brillante, vale la pena tener esta gran experiencia en 3D.


El director junto a Bill Nicholson son los encargados de escribir el guión de Everest, centrándose en dos personajes cruciales Hall y Fischer, sus equipos correspondientes, pero sobretodo en el drama, la tragedia, el esfuerzo de unos hombres que creyeron podían desafiar a un coloso como el Everest.
Para escribirlo se  basaron en dos libros que abordan el tema de maneras muy diferentes, el libro superventas mal de altura escrito por el periodista Jon Krakauer, uno de los supervivientes, proporciona la versión más oficial que se conocen de los hechos, mientras el segundo libro crítica tanto a la expedición como al equipo de rescato occidental, acusándoles de negligencia, escrito por el ruso Anatoli Boukreev.

Intenta rendir homenaje a esas intrépidas personas capaces de hacer hazañas increíbles al alcance de muy pocas personas.

Everest, muestra valores como la solidaridad, el compañerismo y nos enseña, que el principal enemigo del hombre no es la montaña y sus inclemencias, sino el propio hombre y sus ambiciones, te dejará congelado en la butaca del cine.






EXCELENTE

2 comentarios:

  1. por buena que sea, es un tema que nunca me ha interesado, porque nunca lo he comprendido. nunca entendí este riego que corren. recuerdo la muerte de una joven madre hace unos años, en un intento de escalar y me pregunto para qué?

    ResponderEliminar
  2. En la película un alpinista dice, que mientras esta en la ciudad con la familia siente ansiedad, le duele el cuerpo, pero cuando esta en la montaña , se le pasan todos los males, lo que quiero decir es que cada uno tiene sus motivaciones y hay que respetarlo

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario :)