HUSH


El terror llama a tu puerta, miedo inteligente


Se estrena en exclusiva para NETFLIX, "Hush", un thriller, dentro del subgénero del "slasher" , financiado por Jason Blum, el productor más importante de cintas de terror, con su particular sello, bajo presupuesto y alta calidad, bajo la batuta del director Mike Flanagan que además coescribe con su esposa y actriz del mismo, Kate Siegel, todo queda en casa.

En medio de la nada, una joven escritora, Maddie Young (Kate Siegel), vive recluida en una pequeña casa, tras haber perdido el oído y el habla, debido a una meningitis bacteriana cuando era adolescente. En ella tiene la tranquilidad necesaria para escribir su segunda novela, los únicos contactos que tiene con el mundo son con su hermana Max (Emilia Graves), a través de video chats y con su joven vecina Sarah (Samantha Sloyan), como deferencia hacia su amiga Maddie, aprende el lenguaje de los signos, para poder dialogar con ella de forma más fluida. Una noche Sarah, llega desesperada,  gritando y golpeando las vidrieras de Maddie, al no poderla escuchar,  no se da cuenta del horror que se desarrolla fuera de su casa, su amiga es asesinada brutalmente, sin miramientos, por un psicópata (John Gallager JR) dándose cuenta que Maddie es sorda, decide convertirla en su siguiente víctima, lo que no sabe, es que luchará con uñas y dientes por su vida.


Mike Flannagan, un director con un estilo propio muy característico : estructura no lineal, caos mental de sus protagonistas, miedo impredecible, saliéndose de las pautas del género que tan buenos resultados ha obtenido con éxitos como "Absentia", "Oculus: el espejo del mal" o el próximo estreno "Ouija 2" , aunque sus características cambian del todo con "Hush", adaptándose a lo que el film necesita, construye una trama lineal, sin apenas diálogos, con pocos estímulos auditivos, incluso llega a colocarnos en la piel de Maddie, con unos silencios atronadores, creando tensión y ansiedad en el espectador gracias a una gran dirección de actores y a un gran dominio de la atmósfera.

"Hush", cuya traducción es "silencio", título idóneo, no solo por el silencio de la actriz principal, al ser sordomuda, o por el silencio de las víctimas, sino porque ese, es el estado ideal para disfrutar de una película, cuyos sonidos deben ser escuchados en "silencio".


"Solo entraré cuando desees estar muerta", película bien cimentada desde su base, el guión, tan sencillo como contundente, cuyo miedo se construye a partir del temor del ser humano a que un extraño entre en tu casa, tu hogar, donde uno se siente más cómodo, más seguro, un gran acierto de sus guionistas Mike Flanagan y Kate Siegel, al partir de un miedo común a todos los seres humanos, pues facilmente te identificas con la trama.

"Solo puede quedar uno", esta frase mítica de "los inmortales", me va como añillo al dedo, para definir una película con aires de obra teatral, osea, 2 actores principales y 3 secundarios, en una sola localización el interior de una casa, proporcionando esa sensación claustrofóbica al espectador, mientras en el exterior se haya el terror, el miedo, en forma de un psicópata intentando entrar en ella, para acabar con la vida de su habitante.
Con poco presupuesto pero mucho ingenio, se construye un thriller ágil y dinámico, con un ritmo vertiginoso que mantiene en vilo al espectador hasta su dramático final, sin necesidad de efectos sonoros, ni sustos, sin subir el volumen de la música, sin usar cámara en mano, todos esos tópicos típicos del género no son necesarios, para proporcionar miedo, a un espectador en estado de tensión constante.


La actriz Kate Siegel (Maddie), interpreta a una joven vulnerable, por su sordera, pero de carácter fuerte, deleitando al espectador con una interpretación impactante, intensa,  potente y creíble, mostrándonos un sinfín de recursos para mostrar el miedo, la tensión, el sufrimiento, todo ello sin mediar palabra para expresar todo lo necesario con brillantez, en un film que sostiene por sí sola, un personaje muy bien dibujado y definido desde el guión, lo contrario que su agresor John Gallager JR, del que no se sabe ni su nombre, ni sus motivaciones, crea un personaje, frío, sin escrúpulos, para sembrar el terror en Kate y la tensión en el espectador.

Varias secuencias me han llamado la atención: la primera, su imporesionante apertura inicial, segunda, el intento de huida de Maddie por el tejado, cuyas consecuencias repercuten en el resto del film, y por último, Maddie sentada revisando mentalmente las opciones que tiene contra el asesino, atisbos de las genialidad de su director.

El miedo inteligente de HUSH, la convierte en una joya dentro de tanto cine repetitivo, que no sabe encontrar nuevas formas originales, innovadoras, capaces de sorprender y proporcionar miedo al espectador, gracias a dios Hush las ha encontrado, haciéndote pasar un buen mal rato, dejándote petrificado al siento, haciéndote participe de un asesinato, donde ves que la víctima no tiene escapatoria, con la que empatizas sufriendo con ella hasta el final, el terror llama a tu puerta le dejarás pasar, yo ya lo he hecho y he disfrutado.
    


             



0 comentarios:

Gracias por tu comentario :)