REMEMBER


Remember recuerdos que matan, thriller, cuya tensión la mantiene la extraordinaria interpretación de Christipher Plummer, enseñandonos que la venganza no tiene edad, ni caducidad, pero sobretodo, la dificultad de enfrentarse a un pasado difícil de olvidar.


Título: Remember. Título Original: Remember. Dirección: Atom Egoyen. País: Canadá. Año:2015. Duración: 95 min. Género: Drama. Reparto: Christopher Plummer, Martin Landau, Dean Norris, Henry Czenny. Distribuidora: Vertigo Films. Productora: Serendipity, Point Films, EgoliTossell Film A.G. Fecha Estreno: 26 Febrero 2016




Zev (el ganador del Oscar® Christopher Plummer) y su mejor amigo(el ganador del Oscar® Martin Landau) Max hacen un pacto para dedicar lo que les queda de vida a resolver un asunto pendiente: encontrar y vengarse del comandante nazi responsable de matar a sus familias durante la guerra.
Aunque Zev está perdiendo su memoria por el Alzheimer, Max es demasiado débil para salir de la residencia de ancianos, así que debe emprender un viaje extraordinario para encontrar al verdugo antes de que sea demasiado tarde. La impactante verdad que le espera a Zev cuando finalmente se encuentre cara a cara con él, volverá su vida del revés.


El director Atom Egoyen proporciona una vuelta de tuerca más sobre el holocausto, en su última película “Remember”, un emocionante thriller con tonos dramáticos, que sabe captar la atención del espectador, con una persecución en aras de la venganza, provocada por los rencores ocasionados por su estancia en Auschwitz, un duro pasado difícil de olvidar.

La trama nos traslada a nuestros días, donde el anciano, Zev Guttman (Christopher Plummer), tras la muerte de su mujer, recibe una misteriosa carta, por parte de su amigo Max (Martin Landau), en su interior, dinero suficiente y una larga carta con instrucciones, a medida que la lee, queda sobrecogido por ella y por el recuerdo de una promesa dada a su mujer, localizar a Rudy Kurlander, el nombre actual del comandante nazi, responsable de asesinar a sus familias en Auschwitz, con la única finalidad de matarlo, empezando así un viaje hacia la venganza y la redención.


El cineasta Atom Egoyen, ha brillado siempre por su capacidad de desgranar historias, acostumbrado a contarlas mediante saltos temporales, opta en “Remember”, por una narración lineal, olvidándose de artificios, para contar una historia con mucha fuerza, que interesa al espectador desde el principio, un título que tiene muchos puntos en común con  “Ararat pues en ambas Egoyen toca el tema de la memoria histórica en relación al genocidio de un pueblo, retomando las mismas obsesiones, la incomunicación, el peso del pasado y la presencia de un personaje de edad avanzada, es ahí, donde la gran labor de Christopher Plummer tiende un puente más entre ambos títulos.

Atom Egoyen usa con acierto los planos largos, así como una cámara inestable, evocando así la lentitud, la inestabilidad y la fragilidad al personaje de Zev, lento por edad, cuya enfermedad mental, se mimetiza con ese suave y sutil movimiento de vaivén de cámara, recordando como la mente del personaje va y viene, mientras para Max, que va en silla de rueda, la cámara es absolutamente rígida, dotando a cada actor de un estilo visual propio.


“Remember” toca el tema del holocausto judío desde un punto de vista diferente, sin necesidad de mostrar el horror, consciente que cada espectador lo guarda en su memoria, teniéndolo muy presente, gracias a títulos como “La lista de Schindler”  o la actual “Hijo de Saúl”, por nombrar alguno de tantos ejemplos, un horror que no acabó al finalizar la guerra, pues caló hondo en las personas que lo vivieron en ambos bandos, tocando un tema tan serio como el sufrimiento que supone para los supervivientes del holocausto recordar esos duros momentos, tan traumáticos que tuvieron consecuencias en el resto de sus vidas.

Estamos ante una Road movie atípica, triste, exasperante, dura y conmovedora,  sobre el alto precio de enfrentarnos a la venganza y al pasado, una persecución en aras de una venganza, que el espectador aplaude, comparte, entiende a la perfección y nunca pone en duda, lo que me llevó a hacerme varias preguntas ¿está justificada esta venganza? ¿Es punible o se debe perdonar? Y finalmente ¿Todos los culpables del genocidio fueron llevados ante la justicia o alguno se salvó?.


Remember es una película bien compuesta desde su título, pues significa recuerdos y justamente son esos recuerdos el motor de la misma, mientras los nazis esconden los recuerdos de su pasado emigrando a USA cuyas nuevas vivencias esconden la oscura realidad, ocultándolo incluso a sus más allegados por vergüenza, los judíos en cambio emigran a USA en busca de una nueva vida que intente borrar esos recuerdos duros, no deseados esos recuerdos se transforman en un profundo odio y tristeza, finalmente nuestro protagonista cuya demencia senil le borra sus recuerdos y vivencias, debe recordarlos gracias a una carta, ese odio los transforma en una venganza, provocada como no por los oscuros y estremecedores recuerdos del pasado.

El guión posee luces y sombras, aunque la idea de venganza de los judíos contra sus captores, no es nueva, lo realmente original de este, es que dicha venganza la lleve a cabo un personaje nonagenario, con el que rápidamente empatizas, la trama del guión interesa desde el principio al espectador que revelación tras revelación te mantiene en su espiral de tensión, transportándote hasta un giro final totalmente inesperado que acaba sobrecogiéndote, dejándote boquiabierto, un gran final, que no borra algunas licencias de guión, que no sabes hasta qué punto son 100% creíbles, ¿puedes pasar a Canadá con el pasaporte caducado? o ¿realmente un anciano con demencia senil puede recorrerse USA de punta a punta? Gracias  a dios no desmerecen la película, que sabe adentrarte en una atmósfera hostil e irrespirable cuyo punto álgido es una escena digna de mención absolutamente impresionante “la escena donde el personaje de Cristopher Plummer se enfrenta a un policía nazi, en su propia casa, ante la presión y el miedo acaba orinándose encima” maravillosa.


Remember por encima de todo es un estudio de personajes, donde Max y Zev, son socios en la venganza y se necesitan, Zev tiene la movilidad y Max la lucidez mental, suyo es el plan e irá guiando paso a paso a Zev hasta conseguir su objetivo, como vemos la venganza no tiene edad, cuya odisea se mantiene a flote gracias a la extraordinaria y conmovedora interpretación de Christopher Plummer (Zev) proporcionándonos un personaje muy natural, creíble, dotándolo de una intensidad llena de matices gestuales, en un trabajo tan arriesgado como intenso, cuyo personaje en sí genera en el espectador un gran nerviosismo ¿se acordará de todo? ¿se caerá? Cada paso es estresante, da la sensación de estar librando su última batalla, la réplica se la da un Martin Landau (Max), el cerebro de la operación, en plenas facultades psíquicas, pero sin la movilidad suficiente para llevarla a cabo, finalmente Dean Morris (John Kurlander) y su escena final con Christopher Plummer, crean un intenso duelo interpretativo, sin duda, la guinda del pastel.


He disfrutado mucho con “Remember”, sorprendiéndome muy positivamente, pese a su lento desarrollo, sabe atraparte y no te deja hasta un final del todo inesperado, eso sí sufriendo a cada paso de un personaje muy bien interpretado por Christopher Plummer demostrando ser un gran actor, cuya venganza el espectador ve como justa, haciéndote reflexionar sobre las secuelas de las guerras, una película definida y construida por unos recuerdos que matan. 
  

   

1 comentario:

Gracias por tu comentario :)